«Wakanda Forever»: una película de duelo y transición

«Black Panther: Wakanda Forever» se descubre y avanza en el estado propio del individuo ante el duelo. Parece una película de transición en la que se da curso a la agonía de la pérdida con miras a una transformación. De hecho, apenas se siente como una película de superhéroes pues en lugar de acción va tras la paz emocional, la calma del ser.

El sufrimiento ante la pérdida; el dolor y negación a resignarse, y la iluminación a partir de la fe dan curso al film de Ryan Coogler. Un realizador que busca no solo rendir tributo al fallecido actor Chadwick Boseman sino llevar al espectador a través de un viaje de entendimiento y superación.

En este sentido, esta secuela del Universo Cinematográfico de Marvel ya de entrada asume tono de tributo. Incluso el logotipo de la franquicia solo expone imágenes de Boseman a quien, además, dedican el metraje. Pero el fallecimiento del actor a causa de cáncer de colon en 2020 no podía pasar por debajo de la mesa y eso queda muy claro todo el tiempo en el film.

De hecho, aunque nunca se habla de la razón por la que ya no está, sus personajes desde el minuto uno experimentan un viaje interior que choca con la acción. Como si efectivamente la nación más poderosa no encuentre cabeza para enfrentarse a nada producto del sufrimiento que los consume.

Y es, precisamente, ese halo de tristeza el que embarga la historia y la vuelve a ratos pesada, lenta, dura. Alejada de una acción que parece velada por esa sombría tristeza. El tono la aleja de ser divertida y la torna incluso oscura.

Cruda realidad

Durante toda la película hay momentos invaluables. Entre ellos cuando la reina Ramonda (Angela Bassett) y la princesa del reino Shuri (Letitia Wright) buscan una respuesta que alivie su dolor. En su lugar encuentran una amenaza. Como si en la vida misma cuando se intenta escapar de los problemas estos saltan de donde menos lo imaginas. Ambos personajes son el motor del ritmo. Su pesar empuja la historia, pero también la retrasa. Es la aparición de Nakia (Lupita Nyong’o), quien brinda luz y esperanza, en todos los sentidos, y eso se agradece. Ella brilla, ella es fuerte, ella avanza, ella entiende y sigue adelante mientras el resto se queda en el aparato sin tener cabeza para reaccionar.

Asimismo, se vuelve a sentir la identidad y resistencia de la nación inspirada en África, con colores y tradiciones, sonidos y atuendos espectaculares. También la banda sonora es el complemento sencillamente delicioso del recorrido.

Por otro lado, «Wakanda Forever» abre una puerta a la basta cultura de los pueblos prehispánicos a través de su antagonista Namor (Tenoch Huerta). Es el rey del antiguo mundo submarino de Talocan, anclado a la mitología de Atlantis. No es un villano pero su lucha y rabia alientan a Shuri a dar curso a su idea de quemar el mundo, luego de que la muerte de su hermano sea achacada al exterior.

Durante el desenlace la transferencia del poder no será una imposición sino obra del destino y del mismo T’Challa (Boseman). Con ello, público e historia abrazarán sin resistencia una próxima aventura por venir. Si tiene éxito en las salas de cine habrá una tercera. Esperemos más corta de los 161 minutos de esta «Black Panther: Wakanda Forever».

Deja un comentario

Lo último

¡No se detiene! Taylor Swift se lanzará como directora de cine

La cantautora estadounidense contará con el respaldo del estudio Searchlight Pictures

«Noche sin paz»: ¿Quién salva a quién?

Lea aquí la columna "Cinescape" de José Gabriel Díaz

La FIFA finalmente lanza la banda sonora oficial del Mundial

"Dreamers" y "Tukoh Taka" son los temas más destacados de la producción

Kristen Stewart asumirá un rol muy importante en la Berlinale

Los directores del evento la eligieron por ser "muy talentosa y multifacética"

¡Gran clásico! Ya pasaron 39 años desde el estreno de «Scarface»

Te presentamos datos curiosos de esta producción en su nuevo aniversario

Carolina Sandoval presume emprendimiento de su hija menor

Amalia Victoria lanzó un kit de uñas vegano para las más pequeñas

Nick Carter, de Backstreet Boys, fue acusado de abuso sexual

Una mujer dice que el cantante la violó cuando ella tenía 17 años

¡No pega una! Kanye West perdió título universitario honorario

El Instituto de Arte de Chicago le había otorgado el reconocimiento en 2015

Especiales