Publicidad

Willie Colón cosecha una virtuosa carrera a sus 71 años de vida

El salsero graba su álbum “Tras La Tormenta” con Cucco Peña y Rory Young. Foto: Instagram @realwilliecolon
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Pese a las complicaciones médicas que atraviesa Willie Colón a causa de su reciente accidente automovilístico, el popular salsero llega hoy, 28 de abril, a sus 71 años de edad. Sin duda alguna, este cumpleaños trajo consigo una nueva serie de retos que debe afrontar y superar, a fin de que su fanaticada disfrute de su talento durante algunos años más.

Publicidad

El intérprete de «El gran varón» nació en la ciudad de Nueva York, específicamente en el condado del Bronx, teniendo unos orígenes latinos bastante arraigados por la crianza de su tía y de su abuela.

Desde muy temprana edad sintió fascinación e interés por las tonadas puertorriqueñas, gracias a la influencia de sus tutoras y poco a poco se fue familiarizando con otros ritmos latinoamericanos, como la vitalidad del son cubano y la elegancia del tango argentino.

Los instrumentos de vientos fueron los que marcaron los inicios de su carrera. A sus 11 años aprendió a tocar el clarinete, seguido de la trompeta y finalmente el trombón que lo catapultó al éxito.

Al ser testigo de la cruenta realidad que sufrían los inmigrantes latinos a causa de los prejuicios raciales en el país del norte, compuso temas que criticaban la xenofobia e injusticia social de la clase más conservadora, a la vez que levantaba la moral de sus compatriotas.

Adelantado para su época

Colón es considerado como uno de los arquitectos principales de la salsa urbana, ya que su tenacidad e inquebrantable voluntad lo llevaron a abrirse un espacio entre los referentes más destacables de la música caribeña en la década de los 60.

En este sentido, su ímpetu juvenil lo llevaron a participar en orquestas de gran calibre conformadas por estrellas como Tito Puente, Eddie Palmieri, Charlie Palmieri, Ray Barreto, Machito y Tito Rodríguez, además de otras agrupaciones que interpretaban jazz afro-cubano

Su incursión en el campo discográfico no solo fue uno de los hitos más significativos de su carrera, sino también para el género salsero, ya que impulsó otro modo de disfrutar la riqueza de esta sonoridad en un intento de homogenizar los trabajos que venían realizándose desde la imponente Nueva York.

En su juventud se autoapodó como «El malo», lo que lo motivó a crear una especie de sátira hacia la mafia a través de algunos materiales discográficos que logró consolidar con su compañero Héctor Lavoe. Asimismo, hizo su primera grabación en 1967 para el sello Futura de Al Santiago, pero tuvo mala suerte con el quiebre de la disquera.

Sus trabajos grupales

Vale recordar que Willie Colón ha conformado dúos importantes en la historia de la música latina junto al puertorriqueño Héctor Lavoe en los 60, y luego con el panameño Rubén Blades a finales de los 70 y principios de los 80, con quien hoy en día mantiene una relación distante a causa de roces profesionales.

Con Lavoe llegó a consolidar piezas entrañables, como por ejemplo los clásicos discográficos “El malo” (1967) , “The Hustler” (1968), “Guisando” (1969) y “Cosa Nuestra” (1970), un disco que marca la consolidación de Willie Colón como una de las mejores bandas latinoamericanas de Nueva York.

Sus éxitos no culminaron ahí, puesto a que siguieron reproduciendo albúmenes de gran calibre como “Asalto Navideño” (1970) y “La gran fuga” (1971). Finalmente el dúo se separó a causa de las aspiraciones personales de Colón sumado a la agravante adicción de Lavoe por las drogas.

Por otra parte, con Blades produjo éxitos como «Metiendo mano!» (1977), «Siembra» (1978), «Maestra vida» (1980), «Canciones del solar de los aburridos» (1981), «The Last Fight» (1982) y «Tras la tormenta» (1995).

Vale acotar que el trío de artistas unificaron sus talentos para la concreción del álbum «The Good, the Bad, and the Ugly» en 1975.

También llegó a trabajar con Celia Cruz en «Celia y Willie» (1981) y «The Winners» (1987), mientras que con la cantante criolla Soledad Bravo produjo «Caribe» (1982).

Su enemistad con Blades

El distanciamiento entre ambos artistas se dio a raíz de un pleito legal por supuesto incumplimiento de contrato iniciado por el trombonista mediante una demanda.

En anteriores ocasiones, Blades ha descartado la posibilidad de una reconciliación con su antiguo compañero musical que implique volver a compartir el escenario juntos.

En diciembre de 2019, previo a un concierto en el que compartió escenario con Marc Anthony en Panamá, Colón dijo que tal como se encuentran las cosas, no “tan calientes”, puede darse la posibilidad de una reconciliación con el autor de “Pedro navaja”.

Publicidad

Pese a la tensión entre estos dos artistas, Blades dejó a un lado su disgusto y se sumó a los mensajes de solidaridad en torno al accidente de Colón.

“Me acabo de enterar que Willie Colón y su esposa Julia sufrieron un accidente de tránsito serio hace cinco días. Enviamos nuestros deseos de una pronta recuperación para ambos y que Willie pueda superar este difícil momento”, manifestó en su Twitter.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad