Publicidad

Tres de tres

Gaby Spanic, Gaby Espino, Alicia Machado
Collage Chevere.life
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Son bellas, temperamentales, cuarentonas y… empoderadas, para usar la palabrita de moda. Además, están unidas por el gentilicio: venezolanas. Mientras otros artistas del patio han debido cambiar de ramo para sobrevivir más allá de las fronteras, Gaby Spanic, Alicia Machado y Gaby Espino se han mantenido vigentes, sin renunciar a su querencia por el medio artístico.

Publicidad

A ello ha contribuido, en alguna medida, que generan noticias de interés para el público, bien por declaraciones o bien por episodios de sus vidas privadas. Al margen de esa última consideración, no cabe duda de que las tres resultan muy apetecibles para los productores de televisión, porque consiguen ese oscuro objeto del deseo que es el rating.

Gaby Spanic se dio a conocer como Miss Guárico 1992. Del concurso saltó al mundo de las telenovelas, alcanzando la cúspide con la versión mexicana de «La usurpadora», que la convirtió en una estrella con nutridos contratos. Incursionó en las páginas rojas, cuando denunció que su asistente había tratado de envenenar a su hijo, a quien ha criado sola. Cerrado el capítulo, continuó con su carrera como actriz. El año pasado logró el segundo lugar en «Dancing with de Stars Hungría» y, actualmente, hace vida en el reality «La casa de los famosos» de Telemundo.

Alicia Machado enamoró al Poliedro de Caracas en 1995 y, un año después, hizo lo propio en Las Vegas, donde fue electa Miss Universo. El primer escándalo que la marcó fue el sobrepeso que puso en riesgo su corona. Superado el escollo, debutó en las producciones dramáticas y lanzó un disco. Ha posado dos veces para la revista Playboy México y alimentó el morbo de los medios al negarse a revelar la identidad del padre de su hija. Aporta tanta audiencia que, solo en 2021, ha sido escogida para «MasterChef Celebrity Colombia», «MasterChef Celebrity México» y «La casa de los famosos», apareciendo simultáneamente en los dos últimos.

Publicidad

Gaby Espino comenzó en la serie juvenil «A todo corazón», convirtiéndose en protagonista de varios éxitos viperinos. A principios de la década pasada decidió emigrar a Estados Unidos, donde, además de su faceta como actriz, se ha consolidado en la animación, siendo pieza fija en la conducción de las últimas galas de premiación transmitidas por Telemundo. Sus relaciones más estables han sido con Cristóbal Lander y Jeancarlos Canela, quienes la han convertido en madre de dos hijos.

Con poca discusión, al momento de listar a los artistas criollos que dan la hora en el exterior, las tres deben estar incluidas. Por eso sería ideal que hubiera un poco más de complicidad entre ellas y no las diferencias que han trascendido. Una bandera les agradecería.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad