Publicidad

«Tratamiento real»: una comedia romántica simple y genérica

Tratamiento Real
Foto: Cortesía Netflix

Laura Marano como Izzy y Mena Massoud como el príncipe Thomas protagonizan el filme «Tratamiento real», que Netflix estrenó este jueves 20 de enero. Se trata de una comedia romántica simple, con locaciones que parecen de cartón y exteriores fugaces, arropadas por el tono cliché que caracteriza a estas historias concebidas para públicos juveniles.

Publicidad

Risas forzadas, villanos caricaturizados, vueltas de tuerca exageradas, personajes arquetípicos, baches en el guion. Todo en su máxima expresión para anclar a una audiencia que ve, traga y digiere lo que consume sin pensar demasiado. Facilito, y en un dos por tres, la historia de Cenicienta habrá acabado.

Publicidad

Pensada para entretener, «Tratamiento real» carece de actuaciones memorables. Sí, son carismáticos ambos protagonistas y, además, generan buena química juntos, pero la historia es tan simple que no saca provecho su potencial. Le acompañan montones de personajes aún más superficiales y genéricos. Muchos incluso sin oportunidad de abrirse paso en el desarrollo de la historia, están allí por llenar un hueco y hacer tiempo.

De hecho, en el argumento intentan armar todo un drama en torno a la usencia de alguno de los padres de los protagonistas. Pero la intención es tan fugaz, que el drama no logra cuajar por ningún lado. Con muy poca sorpresa pues todo está cantado desde el principio.

Publicidad
Publicidad