Publicidad

Tommy Hilfiger celebra 70 años sin perder su esencia como diseñador

Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con poco más de 30 años de edad, el neoyorquino Tommy Hilfiger creó su propia línea de ropa en 1985. Edificó, a partir de entonces, uno de los grandes imperios de la moda estadounidense. Este 24 de marzo, el diseñador se adentra en los 70 años. Lo hace consolidado en el panorama de la moda, según recoge la agencia EFE.

Publicidad

“Adivine cuáles son los cuatro grandes diseñadores estadounidenses: Ralph Lauren, Perry Ellis, Calvin Klein y Tommy Hilfiger”, rezaba una valla publicitaria situada en Times Square, a mitad de la década de los 80. Entre los cuatro nombres, uno era completamente desconocido; el de Tommy Hilfiger, que se iniciaba con su propia firma. Con los años cumpliría este pronóstico.

Siempre lo tuvo claro

Descendiente de una familia irlandesa, Thomas Jacob Hilfiger (Nueva York, 1951) sabía que se dedicaría al mundo de la moda. Su camino en esta industria comenzó siendo aún adolescente, como distribuidor de ropa hippie. Luego se uniría a la firma Jordache, donde permanecería hasta aproximarse el lanzamiento de su propia línea homónima en 1985. Había rechazado entonces una oferta de trabajo en Calvin Klein.

Con el blanco, el rojo y el azul como colores corporativos de la marca, su icónica bandera como imagotipo y prendas de aire casual en la línea del estilo deportivo norteamericano, Hilfiger edificó un imperio de moda que sigue vigente a día de hoy. Creció con perfumes, líneas infantiles y todo tipo de accesorios. Para acercarse a la gente convocó a embajadores de rostros tan diversos como Beyoncé, Gigi Hadid, Lewis Hamilton y Rafa Nadal.

Como estrategia de marketing ha patrocinado giras a Lenny Kravitz y ha vendido colecciones de forma simultánea al presentarlas en plataformas como Instagram.

Su estética mezcla cortes clásicos con deportivos, clave para llegar a un público diverso y hacerlo viral en la década de los noventa.

Publicidad

Para el diseñador la moda siempre ha sido sinónimo de diversión. Es por ello que ahora se suma a los retos digitales que marcan las nuevas vías de expresión de la industria. Con el foco puesto en la generación “millennial” y con el espíritu transgresor que le caracteriza, algunas de las propuestas del diseñador estadounidense las han lucido famosos como la modelo, actriz y activista Zendaya, poseedora de más de 89 millones de seguidores en Instagram e icono de esta generación, con la que encuentra el vínculo a través de esta red social.

Su última colección “Jeans Redesign” presenta prendas reciclables y en colaboración con la fundación Ellen MacArthur apoya la moda ética y la producción con menos residuos. Siendo la sostenibilidad una de las últimas iniciativas de la firma siguiendo el espíritu de cambio de su creador que llega a los setenta años sin miedo a evolucionar.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad