Publicidad

Tal día como hoy, hace 60 años, se fue Marilyn Monroe

Foto: cortesía IG @marilynmonroe

Actriz, símbolo sexual e icono pop, hace seis décadas que Marilyn Monroe falleció pero su mito pervive intacto. Una nuevo filme sobre su vida, la polémica del vestido de Kim Kardashian o el récord en subasta de una obra de Warhol prueban que ‘la tentación rubia’ sigue siendo la actriz más icónica del cine, destacó EFE.

Publicidad

Este jueves 4 de agosto se cumplen seis décadas de la muerte -a los 36 años- de la actriz, cuyo arrebatador encanto y fotogenia escondieron una vida plagada de desamores, abusos y adicciones, que terminó trágicamente en sobredosis.

Para la posteridad quedan sus papeles en «Los caballeros las prefieren rubias» («Some Like It Hot»), su falda al vuelo en «La tentación vive arriba» (The Seven Year Itch») y su oda a los diamantes en «Cómo cazar a un millonario» («How To Marry A Millionaire»).

«Blonde»

Todo lo relacionado con Marilyn Monroe tiene atención asegurada. Dentro de unas semanas la estrella resucitará en la gran pantalla gracias a Ana de Armas y el director Andrew Dominik. «Blonde», un largometraje grabado en blanco y negro llegará al Festival de Venecia rodeada de expectación.

El biopic, producido por Netflix y Brad Pitt, está basado en el libro homónimo publicado en 2021 por Joyce Carol Oates, que se sumerge en los claroscuros de la vida personal de la actriz.

Pocas facetas quedan por ser reveladas de su vida y trágica muerte pero la película es, sin duda, uno de las más esperadas del año.

No es el único ejemplo. En los últimos años la imagen de la actriz ha protagonizado campañas publicitarias. Además, las subastas de sus pertenencias tienen la atención asegurada (bien sea su Globo de Oro o su libro de oraciones).

Vestido famoso

Hace unos meses, Kim Kardashian se llevó gran parte del protagonismo de la mediática Met Gala tras aparecer enfundada en uno de los vestido más famosos de la actriz, el que llevó para interpretar el célebre “Happy Birthday” que dedicó al presidente John Fitzgerald Keneddy.

Para portarlo, confeccionado en una gasa color carne y lentejuelas, Kardashian declaró que se había puesta a dieta para perder siete kilos y «caber» en él. La atención mediática no tardó en volverse polémica por el estado en el que quedó el trapo tras su uso, pues sufrió numerosos desperfectos en la parte posterior.

Otra prueba de la actualidad del mito de la actriz fue la reciente subasta de “Shot Sage Blue Marilyn” (“Disparo de Marilyn en azul salvia”), una seriegrafía de Warhol inspirado en la imagen de la estrella. Alcanzó los 195 millones de dólares en una subasta en mayo, convirtiéndose en la obra más cara del siglo XX. La pieza está inspirada en el cartel de «Niágara» y fue realizada por el artista dos años después del fallecimiento de Marilyn.

Publicidad

Taschen también ha aprovechado el aniversario para reeditar el libro «Last Sitting», la última sesión de fotos de la actriz. Fue firmada por Bert Stern, pocas semanas antes de su muerte, para la revista Vogue.

Pese a lo desdichado de sus últimos días, las imágenes arrojan el retrato de una mujer enigmática y compleja. Al mismo tiempo fotogénica hasta el final de sus días. Quien construyó un personaje en el que es difícil distinguir realidad y ficción.

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad