Publicidad

«Super 8» celebra una década de su tributo a un estilo de hacer cine

Foto: cortesía Paramount Pictures
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El 10 de junio de 2011 debutó en las salas de Estados Unidos «Super 8», una cinta que no solo apostó por la nostalgia de una época, sino por un estilo de hacer cine.

Publicidad

Protagonizada por Joel Courtney, Elle Fanning, Kyle Chandler y Ryley Griffiths, entre otros, la historia se desarrolla en 1979, en la población de Ohio, en Estados Unidos.

En ese contexto, Joe Lamb ( Courtney), un muchacho que acaba de perder a su madre en un accidente, rueda junto a sus amigos una película de zombis en el formato Super 8. En eso es testigo del choque de una camioneta contra un tren de mercancías, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo.

Al mejor estilo de cintas como «E.T.», «Poltergeist» o «Los Goonies» y muchas otras de los años 80, la película apuesta por sugerir, más que por mostrar, mientras mantiene el secreto de su gran misterio para el final del metraje.

Dirigida por un J.J. Abrams en su mejor personificación de Steven Spielberg, la cinta fue destacada por los críticos como «una obra maestra de ingeniería cinéfila popular. Un clásico instantáneo» (Cinemanía), así como que destaca «un prólogo modélico. Una lección magistral» (Fotogramas).

«Super 8», que contó con un presupuesto de 50 millones de dólares y recaudó más de 260 millones de dólares en el orbe, ganó cerca de 11 premios en el circuito cinematográfico y recibió más de 70 nominaciones.

A continuación te comentamos algunas de las curiosidades que dejó la cinta, considerada hoy en día uno de los grandes logros.

Homenaje al retro

El título de la película hace referencia al formato Súper 8, que fue muy popular en las décadas de los 70 y 80 y hasta dio origen a un género: las películas de monstruos del patio trasero. Fue un elemento muy importante para la formación de muchos futuros cineastas, entre ellos el propio J. J. Abrams.

No era legal

Elle Fanning tenía 12 años de edad cuando rodó la cinta, por lo que era ilegal que ella realmente condujera un vehículo, tal como lo requería el guion. Ante esto, la producción habilitó a un doble para que manejara el auto con un minivolante y un monitor en el asiento trasero.

Computarizado

El tren en movimiento que se ve en la cinta fue completamente generado por computadora. Cabe destacar, sin embargo, que en las tomas de los niños moviéndose entre los vagones destrozados (filmadas en Agua Dulce, a 43 millas al norte de Los Ángeles), los carros destrozados sí eran reales.

Marketing viral

Tal como «Cloverfield», una cinta previa de J.J. Abrams que también apela al insinuar más que al mostrar, «Super 8» fue promocionada a través de una extensa campaña de marketing viral. El primer tráiler para la película fue presentado con «Iron Man 2», en mayo de 2010.

Publicidad

«My Sharona»

Originalmente, cuando los chicos estaban sentados y esperando a que Alice (Fanning) los recogiera, se suponía que solo hablarían. Sin embargo, J.J. Abrams escuchó a los chicos cantando juntos entre tomas más tarde, y volvió a rodar la escena con ellos cantando «My Sharona», de The Knack, uno de los grandes éxitos de 1979.

Otros datos

Cabe destacar que aproximadamente 5000 niños audicionaron para las personajes infantiles principales. Bruce Greenwood (de la serie «The Resident»), fue el respondable de crear las expresines del alien a través de la tecnología de captura de movimiento. En el film se le acredita como «Cooper», que era el apodo de la criatura en el set.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad