Publicidad

Segunda temporada de “El Cid” trae más acción e historia

El cid
Foto: cortesía IG @elcid_laserie
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Tuvieron que pasar más de 800 años para que se hiciera una producción de alta factura inspirada en el “Cantar de mio Cid”, uno de los relatos épicos más famosos de la literatura española. Amazon Prime Video desempolvó la historia de Rodrigo Díaz de Vivar, el Campeador, que estrena el próximo 15 de julio su segunda temporada.

Publicidad

Con el actor Jaime Lorente como protagonista, la historia acompaña al “Ruy” desde que era niño hasta que se convirtió en un héroe de guerra, mientras intenta encontrar su lugar dentro de una sociedad donde las intrigas de la Corona de León intenta controlarlo.

De acuerdo con su sinopsis, el Cid es un héroe por todos conocido pero también uno de los personajes más misteriosos y complejos de la historia de la madre patria.

La trama que propone el servicio streaming nos lleva al siglo XI, cuando cristianos, árabes y judíos convivieron en la Península Ibérica, enfrentándose en guerras y/o forjando alianzas. Una historia de aventuras, amor, intriga, traición y lucha entre quienes ostentan el poder y quienes poseen la auténtica autoridad.

Habla “Denver”

Jaime Lorente (“La casa de papel”, “Élite) adelantó que está segunda tanda de episodios consta de cinco episodios en los que él, bajo la piel de Díaz de Vivar, “abandona el mundo adolescente que se presenta en la primera temporada”.

Es así como el personaje se ve obligado a crecer, a madurar tanto en el campo de batalla como cuando toca desenvolverse en las relaciones sociales.

De igual modo, el artista de 29 años de edad comentó que el rodaje se enfrentó a muchos retos. Uno de ellos fue grabar con tanto frío que “no sentía las manos”, según reseñó Espoiler.

Sobre los planes a futuro del filme, confesó el nacido en Murcia, no hay nada oficial. Sin embargo, admitió que “deseo que se siga contando esta historia”.

Y cómo no, si es una historia de uno de los héroes más antiguos de España, que mezcla un complejo trabajo de maquillaje, vestuario y otros detalles de la producción, como caballos, escenarios impresionantes entre castillos y campos de batalla, maquillaje especializado y ropa de época.

Pero también necesitó entrenamientos especiales para un manejo adecuado de espadas, armaduras y otros elementos necesarios para darle realismo a la serie.

El argumento de la segunda temporada

La serie de Amazon Prime Video arranca con los sucesos que ocurrieron tras la muerte del rey Fernando, después que sus hijos Sancho, Alfonso y García se conviertan en los reyes de Castilla, León y Galicia.

“Ruy”, que pasó de un jovencito a ser un hombre, es nombrado caballero y se ve obligado a tomar decisiones difíciles, en medio de un difícil camino lleno de días y sombras “que le van a acercar aún más a su leyenda”, explicó Jaime Olías, quién interpreta al rey Alfonso VI.

“Mi personaje recibe todo aquello que siempre había deseado y que pensaba que nunca iba a recibir”, adelantó Olías.

Mientras tanto Nuño, cuyo papel interpreta Álvaro Rico, “decide marcharse con su rey, anteponiendo su amistad. Lo más bonito es el descubrimiento sexual que tienen ambos personajes”, detalló el histrión que le dio vida a Polo en “Élite”.

Detalles de “El Cid”

Tres meses de rodaje, casi 5 mil extras y la presencia de 760 caballos son apenas algunas de las cifras de esta superproducción, cuyo 60% del rodaje transcurrió en exteriores y localizaciones naturales de Ávila, Toledo, Soria, Burgos y la Comunidad de Madrid.

Publicidad

De acuerdo con un reporte de El Correo, se espera que llegue a 240 países. Al respecto, Olías comentó: “Me llegan comentarios de muchas partes del mundo, de Latinoamérica, Norteamérica, del resto de Europa… Hay muchas ganas de seguir viendo ‘El Cid’. En mi caso, siempre que me llega un comentario le doy a traducir porque ya no sé en qué idioma es”.

Si quieres ver el tráiler oficial, dale play al vídeo que compartimos a continuación:

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad