Publicidad

Salma Hayek confesó que estuvo al borde de la muerte

Foto: AP
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

La actriz mexicana Salma Hayek ocultó el mal momento que vivió tras contagiarse de covid-19, al principio de la pandemia.

Publicidad

«Mi doctor me rogó que fuera al hospital porque estaba muy mal. Yo le dije: No gracias. Prefiero morir en casa'», confesó a la revista Variety. La protagonista de «Eternals» dijo también que tuvo que mantenerse aislada en una habitación por siete semanas, pegada a un tanque de oxigeno.

Hayek, de 54 años, aseguró sufrir secuelas y no acaba de sentirse del todo recuperada. Entre otras cosas, señaló, que ya no tiene el nivel de energía del que disfrutaba previo a la enfermedad.

De regreso al set

La actriz sostuvo que su regreso a las grabaciones la llevó a tomar fuerzas para cumplir con su agenda de trabajo. En primer lugar, para volver al set a rodaje de la cinta «House of Gucci», que protagoniza Lady Gaga.

«No fue mucho tiempo de trabajo. Fue algo fácil. Fue el proyecto perfecto para regresar», comentó.

Desde entonces, la reconocida artista no ha parado. El próximo mes estrenará una cinta con Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson titulada «Hitman’s wife’s bodyguard», cuya fecha de estreno estuvo pautada para agosto del 2020 y se tuvo que posponer debido a la pandemia.

Publicidad

La esperada producción, marca su regreso a la pantalla grande, lo que le hizo recordar a la mexicana los retos que ha tenido que enfrentar por ser mujer en la industria del entretenimiento.

«Si eres mujer y estás en una película exitosa y (los directores) dicen que eres su personaje favorito, aún le darán el crédito sobre el éxito en las taquillas al hombre», apuntó. «En mi caso, yo ya era una estrella en mi país. Yo atraía al mercado latino al cine. Sé que algunos estudios lo sabían. Pero no querían aceptar el valor del mercado latino en ese momento».

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad