Publicidad

Ryan Reynolds: «No hemos nacido para trabajar y morir»

Ryan Reynolds
Foto: EFE
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El mes pasado Ryan Reynolds sorprendió a sus fans tras anunciar que se retiraría de los focos durante un tiempo, es por ello, que recientemente ahondó sobre las consecuencias físicas y espirituales que genera el exceso de trabajo, destacó EFE.

Publicidad

«Tiendo a dedicarme por completo al trabajo. Y eso no siempre es lo saludable», explicó el actor durante una entrevista concedida a la referida agencia.

El canadiense, que en los últimos tres años ha protagonizado seis largometrajes, dice que ahora siente la necesidad de aburrirse, al menos, por una vez en la vida.

«Hay algo en nuestra cultura de la hiperproductividad que está roto. Tener que trabajar más que el resto, producir más, con más disciplina y más y más y más… Eso puede ser beneficioso algunas veces, pero uno tiene que parar, no hemos nacido para trabajar y morir», señaló Reynolds.

La cuota de este año

Aún con la decisión ya fija, el intérprete aún tiene contenido que ofrecerle a sus fans para lo que resta de año, de hecho, recientemente anunció el fin del rodaje de «Spirited», un musical navideño que le ha reunido con Will Ferrell y Octavia Spencer.

Antes de ese producción, Reynolds finalizó «The Adam Project», que Netflix estrenará a principios de 2022; «Red Notice», que llega a la misma plataforma este viernes 12; «Free Guy», uno de las comedias del pasado verano y «Hitman’s Wife’s Bodyguard», en la que compartió pantalla con Salma Hayek.

«Ahora, solo quiero estar al menos 11 meses exclusivamente con mi familia», justificó el padre de tres hijas junto a la actriz Blake Lively.

¿Y ahora también se ausenta de las redes sociales?

Esa ausencia de las cámaras también podría traducirse en una etapa de desconexión de las redes sociales, donde Reynolds amasa casi 40 millones de seguidores en Instagram y otros 18 millones en Twitter.

«Las redes sociales no son verdad, las encuentro útiles para el trabajo, pero no pretendo usarlas de otra manera», justificó el actor y empresario.

Sin embargo, y aunque insistió en que se ha dado cuenta de que se pasa la vida «entreteniéndose hasta la muerte», Reynolds aún tendrá que gestionar su marca de ginebra, Aviation Gin; y las acciones que tiene en un equipo de fútbol británico, una teleoperadora estadounidense y una productora.

Más detalles de su nueva película

En «Red Notice», Johnson da vida a John Hartley, un agente del FIB que recibe una alerta roja (el código que maneja la Interpol para los criminales más buscados) por la que debe perseguir a dos ladrones de arte: Nolan Booth (Reynolds) y The Bishop (Gadot).

De esta manera, cuando el agente del FBI está a punto de impedir un robo, las autoridades lo confunden con otro atracador más y lo encarcelan en Rusia, de donde sólo podrá escapar con la ayuda del personaje interpretado por Ryan Reynolds.

Publicidad

En su lista de tareas queda la promoción de otros dos estrenos antes de que pueda colgar el teléfono a las llamadas de Hollywood, aunque sus seguidores no olvidan que prometió que una tercera entrega de su personaje más querido, el irreverente «Deadpool«, cuyo futuro está en el aire desde que Disney, propietaria de Marvel, compró los estudios de la Fox.

El actor no niega que ya esté preparando la secuela pero insinúa que no puede hablar de la misma. Ahora tengo que llegar a un estado de aburrimiento, porque así llega la inspiración», detalló.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad