Publicidad

«Run»: un thriller entretenido que pasa colado

Foto: Cortesía Netflix
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

A partir de un trastorno mental de comportamiento, que típicamente se manifiesta en personas adultas al cuidado de otras y que se conoce como síndrome de Munchausen, el cineasta Aneesh Chaganty nos presenta «Run». La cinta expone el conflicto entre una mujer que provoca en su hija enfermedades físicas y mentales para mantenerla a su lado, y una joven que sueña con llevar una vida normal en medio de sus limitaciones.

Publicidad

Durante 17 años Chloe (Kiera Allen) ha luchado contra las lesiones y otros estados patológicos sufridos desde su nacimiento. Con los años se ha vuelto más independiente, diestra y curiosa, y como toda adolescente sueña con abandonar el nido e ir a la universidad.

Alejada del mundo, en una casa ubicada en mitad de la nada, la adolescente solo conoce al cartero y a su madre. No tiene celular y el acceso a internet es controlado; tampoco tiene amigos y desconoce la existencia de otros familiares. La distancia de una vida normal se extiende a partir del hecho de que esta joven sufre de arritmia, diabetes, asma y discapacidad motora (está paralizada de la cintura para abajo). ¿Logrará su sueño?

El juego del gato y el ratón

Desde el minuto uno seguimos cómo intencionalmente la posesiva Diane (Sarah Paulson) mantiene el control absoluto de la chica, incluso con los chocolates que le permite comer. En un tris, el director no atrapa en su juego y nos obliga a mantener fija la mirada en la pantalla con giros (vestidos de chasquidos) para evitar el tedio o la distracción.

Publicidad

La primera palmada en la cara ocurre cuando Chloe sospecha que Diane pudiera estar tramando algo en su contra. La acompañaremos en la búsqueda de la verdad, hasta descubrir que toda su vida ha sido víctima de una gran mentira.

Las actuaciones convencen y la trama atrapa, pero estamos claros de que se trata de una película para pasar el rato. Puede ver «Run» en Netflix y, sinceramente, pasa volando, pues tiene una duración de 90 minutos.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad