Publicidad

De Catalina Swimwear a Elon Musk: los dueños del Miss Universo

países con más coronas de belleza
Foto: Instagram @stefaniafernandezk @machadooficial
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Glamour, belleza, elegancia y distinción son algunas de las características que define al certamen de belleza más importante del globo, el Miss Universo, que este año arriba a su edición número 69 y su celebración está pautada para el próximo domingo 16 de mayo, en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino de Florida, Estados Unidos.

Publicidad

Ya estamos en cuenta regresiva para descubrir quién de las candidatas se llevará la codiciada corona a casa, una carrera en la que está inscrita la zuliana Mariángel Villasmil.

Mientras nos mantenemos en suspenso, haremos un recorrido histórico por los acontecimientos más icónicos que definieron al renombrado concurso en sus años de vida

La primera triunfadora

Una vez que giramos las manecillas del reloj nos remontamos hasta 1952, fecha en que se realizó el primer certamen desde Long Beach Municipal Auditorium, California, Estados Unidos, que además contó con la conducción del presentador televisivo Bob Russell

En aquel entonces debutaron 30 candidatas, siendo la finlandesa de 17 años Armi Kuusela la favorita de la velada, recibiendo la corona a manos de la actriz Piper Laurie, conocida por su participación en la pieza filmográfica «Te amaré en silencio».

Tras su victoria actuó para una película finlandesa llamada «Maailman kaunein tyttö» (La chica más bella del mundo), donde se interpretó a sí misma.

Al año siguiente hizo un viaje internacional que le permitió conocer al empresario filipino Virgilio Hilario. Posteriormente, Armi optó por renunciar al título antes de terminar su año de reinado para casarse con su amado.

Lo cierto es que la joven fue la primera reina universal elegida por Catalina Swimwear, los creadores del magno evento que lo mantuvieron bajo sus hilos hasta 1996.

Alicia Machado fue la precursora de la era trumpista

En 1996, el concurso de belleza transitó por uno de sus períodos más cruentos, puesto a que se encontraba en el punto de quiebre y su consecuencia repercutió en que distintos países se abstuvieran de participar. Además, los contratos con importantes patrocinadores llegaron a su culminación.

Es entonces cuando el magnate Donald Trump hizo su peculiar debut, tras adquirir todo lo concerniente a la logística del concurso por nada más ni nada menos que 10 millones de dólares. Durante su gestión renovó la imagen, el concepto y el formato del renombrado certamen.

Su compra coincidió con la coronación de la venezolana Alicia Machado, quien a sus 19 años tenía la ilusión de incursionar por una prometedora carrera sobre la pasarela; sin embargo, la recién coronada reina no cuidó la dieta.

Según Trump, la Machado había engordado 20 kilos después de ser seleccionada como «la mujer más bella del mundo», por lo que decidió mostrarla sudando la gota gorda.

La acompañó personalmente a un gimnasio de la Gran Manzana, donde además convocó a 80 periodistas para dejar constancia de ponerla en cintura, Literalmente. «Eso alguien a quien le gusta comer. No cabe duda», comentó Trump en aquella oportunidad.

Por su parte, la exreina sostuvo: «Yo al señor Trump lo conozco muy bien. No íntimamente. Lo conozco como persona, creo que es peor. Muchas veces tú te puedes acostar con alguien y no conocerla. No fue mi caso, yo jamás en mi vida tuve relaciones con él».

“Back to Back”

En el 2009 nuestro país puso sobre la mesa un innovador método que revolucionó el certamen de belleza, el “Back to Back”, cuyo concepto radica en la condecoración de un país de forma consecutiva.

La candidata de ese año, Stefanía Fernández, recibió la corona a manos de su propia compatriota Dayana Mendoza. “Bruja, ¡ganaste!», susurró su predecesora ante un frenesí emocional de risas y saltos, sin prever que marcarían una gran referencia en el campo de la estética.

Es así como el “Back to Back” se hizo merecedor de un Récord Guiness. Las reinas de Venezuela lograron el primer y, hasta ahora, único país en ganar el certamen en dos años seguidos

La transacción al WME/IMG

Tras postularse como presidente en el año 2015, Trump vendió los derechos del concurso a la compañía de representación de talentos WME/IMG.

«Disfruté mucho siendo el dueño del Miss Universo, Miss USA y Miss Teen USA. Cuando los adquirí, estaban en serios problemas. Ha sido un honor convertirlos en todo un éxito mundial», dijo el entonces candidato republicano en un comunicado.

WME/IMG tiene en su haber un portafolio de más de 20 semanas de la moda por año en ciudades como Nueva York, Berlín y Sydney.

«Habiendo trabajado tan cerca de la Organización Miss Universo en el pasado, entendemos el increíble potencial de sus eventos y la calidad de las participantes», manifestó Mark Shapiro, quien para ese entonces se desempeñana como jefe de contenido de WME/IMG.

Hasta hace poco, la empresa organizaba este concurso y sus dos certámenes hermanos, Miss Estados Unidos y Miss Estados Unidos Adolescente, manteniendo la comercialización, agenda y necesidades de las tres portadoras de sus principales títulos.

El «back to back» frustrado

En el año de estreno de IMG, en el 2015, Miss Colombia tuvo escasos minutos de gloria por el supuesto triunfo de su candidata, hasta que el presentador Steve Harvey admitió su error públicamente y la corona pasó a la cabeza de Pia Alonzo Wurtzbach, la representante Filipinas.

A partir de este acontecimiento surgieron innumerables memes que se mantuvieron en auge por aproximadamente un año.

Otras polémicas

Sin duda alguna los tiempos han cambiado, pero lo que hoy es controversia en el siglo XX, y parte del siglo XXI, era un indicativo de bochorno y demonización para las concursantes.

La Miss Estados Unidos de 1957, Leona Gage, fue destituida del Miss Universo luego de que se comprobara que estaba casada.

Para el 2002, la representante rusa Oxana Fedorova fue remplazada a unos meses de obtener el mayor galardón del Miss Universo. La organización le otorgó la corona a la primera finalista, la panameña Justine Pasek, ya que circulaban los rumores de que Oxana estaba embarazada. Más adelante se reveló que la concursante se negó a firmar el contrato tras darle prioridad a su carrera universitaria.

Más allá de los parámetros perfeccionistas que marca el concurso también figura las contestaciones coherentes, es aquí cuando la Miss Venezuela 2012, Irene Sofía Esser, se llevó la peor parte cuando ofreció una respuesta irracional que le costó la victoria.

Por otra parte la representante de República Dominicana en 2014, Kímberly Castillo, causó un revuelo tras portar un traje de la Virgen María, lo que desde luego generó el descontento de los religiosos más conservadores.

Publicidad

Nueva gestión

Recientemente el famoso billonario sudafricano Elon Musk firmó contrato con IMG para posicionarse como el nuevo titular del Miss Universo.

Entre los cambios que se avecinan, figura que el concurso dejará depender de las acciones de sus franquicias. También se tiene previsto que haya más patrocinadores que den otra imagen al concurso y, sobre todo, que estén relacionados y asociados a Elon Musk. Así que se podría estar por entrar en la “Era MUSK”.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad