Publicidad

¡Lo recordamos! Robin Williams cumpliría 70 años este mes

Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Este 21 de julio el actor y comediante estadounidense Robin McLaurin Williams, conocido como Robin Williams, estaría celebrando 70 años de edad. Para recordar sus aportes a la cinematografía repasamos algunas de sus más memorables películas.

Publicidad

Williams, quien se convertiría en una de las estrellas favoritas de Hollywood tras una constante y acertada carrera llena de premios y actuaciones destacadas, inició su camino al estrellato en cine con “Popeye”, en 1980. Además, sería recordado por éxitos como “Señora Doubtfire, papá de por vida” o por prestar su voz al genio en la cinta animada de Disney “Aladdin”, en 1992, obteniendo el reconocimiento entre sus colegas, la crítica y el público de ser uno de los actores más brillantes de su generación.

“No fue hasta después de la muerte de Robin en agosto de 2014, en la autopsia, que se reveló la fuente de su terror: tenía la enfermedad de cuerpos de Lewy difusos. Fue uno de los peores casos que habían visto los profesionales médicos”, contó en su momento Susan Schneider Williams, viuda de Robin Williams.

“Durante el último año de su vida, Robin de 63 años se enfrentó a ansiedad, paranoia, insomnio, aterradoras realidades alteradas y una montaña rusa de esperanza y desesperación”, detalló la viuda del actor.

Recibió el Premio de la Academia al Mejor actor de reparto por su papel de un psicólogo en el drama “Good Will Hunting” (1997). También ganó seis Globos de Oro , incluido el de Mejor actor por película musical o comedia por “Good Morning, Vietnam” (1987).

Tenía dos hermanos Robert Todd Williams y McLaurin Smith Williams. Su padre, Robert Williams, era un alto ejecutivo en la industria del automóvil y su madre, Laurie Williams, modelo. Durante su infancia y primera adolescencia no mostró interés por la interpretación. Se concentró en sus estudios y en la práctica de deportes. Pero la vida daría sus vueltas y acabaría en la Meca del cine.

“El Rey Pescador”, 1991

Para ese año llega la oportunidad de interpretar a un vagabundo. La película abordaba en tono de tragicomedia, la historia de un exitoso animador de radio que busca pagar sus culpas a través de su amistad con un vagabundo. El cual, en medio de su locura, busca el cáliz sagrado.

“Señora Doubtfire, papá de por vida”,1993

Gracias a su talento para cambiar la voz e imitar acentos, obtuvo papeles cómicos como el de Mrs. Doubtfire.

El humor y ocurrencias de Daniel Hillard, el personaje que interpretó el actor, regaló frases para la posteridad como “Si encuentro al misógino que inventó los tacones lo mato”. Este fue un filme que le permitió llevar adelante una de sus interpretaciones más queridas por los espectadores.

La cinta cosechó elogios de la crítica y de la audiencia en general. Terminó ganando un Óscar y dos Globos de Oro, además de consolidar aún más la carrera de Robin Williams.

“Jumanji”, 1995

1995 fue un año importante para el actor. Interpretó entonces a Alan Parrish en la película de aventuras “Jumanji”, basada en un relato infantil de 32 páginas, publicado por Chris Van Allsburg. La película recibió buenas críticas y fue un éxito en taquilla.

Robin con 44 años para ese entonces, se metió en la piel de en un hombre que es víctima de un juego de mesa, quien reaparece por fuera de su universo 26 años después, desconcertado por su presente.

Fue una de las películas que marcó la filmografía de los años 90. Como dato curioso, Robin Williams es el protagonista de la película y toda la trama gira en torno a él, pero el actor no aparece hasta el minuto 28 de la historia.

“Patch Adams”, 1998 

El recordado rodaje está basado en una historia de la vida real inspirada en el Dr. Hunter Patch Adams y el libro “Gesundheit: Good Health is a Laughing Matter”, de Adams y Maureen Mylander. La película fue un éxito en taquilla, ganando en total más del doble de su presupuesto en Estados Unidos. Sin embargo, fue mal recibida por la mayoría de los críticos.

Aquí lo vimos en todo su esplendor interpretando a un estudiante de medicina que utiliza el humor como tratamiento. Sus terapias, consistentes en hacer reír a los pacientes y darles afecto, revolucionaron la comunidad médica. Aportó las dosis necesarias para que el melodrama se convirtiera en un filme entrañable y tierno.

“Insomnio”, 2002

Pocas veces se le vio de malo y esta fue una de ellas. Robin se puso en la piel de un asesino y consiguió provocar un terrible insomnio en el personaje de Al Pacino, detective que intentado resolver un crimen se convirtió también en criminal.

En su momento, el legendario actor, contó que que le costó lograr papeles de malvado como el de “Insomnio”. “Está claro que tenía miedo a que me encasillaran en papeles cómicos o de tipos comprensivos. Recurro a la comedia para desahogar mi lado oscuro, mi ira, sin molestar a nadie”, confesó entonces.

“Aladdin”, 1992

Nada parecía escapársele a Robin Williams y ningún proyecto le quedaba grande. Un ejemplo de ello fue cuando tuvo que poner voz al genio de la película animada de Disney “Aladdin”. Que lo inmortalizó como un icónico personaje animado. Su trabajo vocal también fue premiado y en 2009 se le otorgó el premio Disney Legends.

Publicidad

El artista en una entrevista con la revista New York en 1993, un año después de que se estrenó “Aladdin”, contó que grabó alrededor de 30 horas de diálogo escrito e improvisado, algo que sabía hacer muy bien. Aunque el actor y Disney habían llegado a un acuerdo, la compañía no lo cumplió y utilizó su voz para otros fines, algo que molestó al nominado a los Premios Óscar.

Después de la disputa entre Robin Williams y Disney, ambas partes se reconciliaron y fue en 1996 que el actor volvió a prestar su voz al Genio en “Aladdin y los 40 ladrones”, la tercera película de la saga que en esta ocasión solo fue lanzada en VHS, según reseñó Milenio.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad