Publicidad

Policía investiga posible «sabotaje» en el caso Alec Baldwin

Alec Baldwin
Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los abogados de Hannah Gutierrez Reed, la armera del rodaje en el que Alec Baldwin mató accidentalmente a Halyna Hutchins, tienen una hipótesis. Según informó EFE creen que alguien pudo sabotear la grabación al introducir munición real en el estudio.

Publicidad

«Quizás querría demostrar algo, querría decir que está disgustado, que no está contento», teorizó el abogado Jason Bowles durante una entrevista en directo con el programa Today, de la cadena NBC.

El representante de la armera justificó su idea al recordar que hubo miembros del equipo que protestaron el día antes del accidente por las supuestas condiciones laborales precarias. También recordó que horas antes de que se produjera el disparo mortal un grupo de camarógrafos abandonó el estudio.

«Hubo personas que abandonaron el set porque estaban descontentos. Y hubo un lapso de tiempo, entre las 11:00 am y la 1:00 pm, aproximadamente, en el que las armas de fuego estuvieron desatendidas, por lo que hubo oportunidad de alterar la escena», justificó Bowels.

Giro inesperado

El otro abogado de la armera, Robert Gorence, detalló que su clienta también era supervisora de decorados. Esto imposibilitó que estuviera pendiente de las armas durante los descansos, a pesar de ser la última responsable del armamento.

Además, los abogados de la joven de 24 años explicaron que no tenía la obligación de estar presente en el ensayo donde se produjo el accidente. La razón: era una prueba de cámara en la que no iban a utilizarse armas.

Los letrados insistieron en que Gutierrez Reed cargó la pistola con balas que estaban en una caja cuya etiqueta indicaba «munición falsa». Asimismo comentaron que ella nunca introdujo balas de verdad ni sabe cómo llegaron allí.

El alguacil de Santa Fe, Adan Mendoza, dijo la semana pasada que había encontrado unos 500 cartuchos de munición. Tras revisarlos notó que había una mezcla de «cartuchos de fogueo, balas falsas y balas verdaderas».

La actuación de Gutierrez Reed es de especial interés en la investigación que están llevando a cabo las autoridades de Nuevo México (EE.UU.). Su vinculación se debe a que es una de las dos personas que manejó el arma antes de llegara a manos de Alec Baldwin.

La otra, el asistente de dirección Dave Halls, admitió que no revisó correctamente la pistola antes de entregársela a Baldwin. A pesar de haber gritado «cold gun» (pistola fría), que en la jerga de Hollywood se utiliza para confirmar que el arma está descargada para su uso.

Publicidad

Mientras avanzan las pesquisas oficiales se han ido conociendo otros detalles. Uno de ellos es que ese asistente fue despedido de otro rodaje en 2019 por un incidente similar aunque, por fortuna, no hirió a nadie.

El alguacil recalcó que «nadie está descartado» de poder incurrir en cargos criminales.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad