Publicidad

Póker de ases

Luiseth Materán
Foto: Instagram @luisimateran
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Octubre se despide con Halloween y da paso a las decoraciones navideñas que anuncian la recta final del año. Entre hallacas, panes de jamón, dulces de lechosa y ponches, los dos últimos meses serán muy importantes en lo relacionado con los concursos de belleza. Abundan los retos para diferentes organizaciones, encarnados en las jóvenes que defenderán el tricolor nacional en la mayoría de los certámenes más importantes. Vale la pena repasarlos, atendiendo la cronología.

Publicidad

El 21 de noviembre será la final de Miss Tierra, en su segunda experiencia virtual consecutiva. Un mes antes, la caraqueña María Daniela Velasco comenzó a participar en las pruebas preliminares. Ella busca el tercer título en el evento filipino, de la mano de Prince Julio César, quien maneja la franquicia desde hace cinco años. El diseñador valenciano espera su primer triunfo internacional, luego de sumar los derechos del Miss Supranacional.

El 4 de diciembre, la monaguense Vanessa Coello dará la cara en Miss Grand Internacional, a realizarse en Tailandia. Tratará de repetir el logro de Valentina Figuera, tras ser designada por la organización que encabeza George Wittels. El orfebre no las ha tenido todas consigo frente a la franquicia. En 2020, la declaratoria de la pandemia interrumpió las selecciones locales que tampoco pudo concretar este año. Rumores aseguran que podría perder los derechos.

Del Miss Venezuela para el mundo

Luiseth Materán será la siguiente en la lista. El 12 del mismo mes luchará por la octava corona de Miss Universo en Israel. Desde su designación, los portales especializados la han considerado una fuerte candidata, aunque resta saber si tal apreciación coincidirá con el voto del jurado. La joven tequeña es la apuesta del Comité Ejecutivo de la Organización Miss Venezuela, luego de que la zuliana Mariángel Villasmil no lograra integrar el grupo de semifinalistas en la edición de 2020.

Publicidad

El mayor desafío lo tiene ante sí Alejandra Conde. Desde 2011, la figuración de las criollas en Miss Mundo ha sido bastante discreta, por decirlo de manera elegante. Por tal motivo, la aragüeña deberá demostrar si la polvareda que ha levantado entre los missólogos latinoamericanos, quienes la han convertido en gran favorita, se concretará el 16 de diciembre en Puerto Rico. Con ella, el triunvirato Sicilia-Isler-Aguilera hace una gran apuesta, pero depende de Julia Morley aceptarla o pasar agachada.

En papel, el cuarteto de beldades mencionadas reúne las papeletas para ganar o figurar en sus respectivos compromisos, aunque es harto conocido que los criterios varían de un concurso a otro y de un año a otro. Pareciera que el prestigio de la belleza venezolana está garantizado, pero hay que ligar una conjunción planetaria favorable.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad