Nina Sicilia: Osmel Sousa es único e irrepetible

Para Nina Sicilia no existen rivalidades con Osmel Sousa. No hay titubeos de su parte cuando se le pregunta si existen diferencias con el zar de la belleza.

Reconoce, por ejemplo, el legado que dejó el cubano durante su paso por el Miss Venezuela y lo cataloga, incluso, de ser un «patrimonio nacional». Lo hace pese a que Sousa, en oportunidades, deja entrever que no se tragan ni tampoco se mastican.

La Miss International 1985 ocupa la vacante que dejó el hacedor de reinas desde el 2018 y eso, quizás, es un motivo de rivalidades para ambos. Aún más, para especulaciones que se comentan entre fanáticos y seguidores del concurso. «Trato en lo posible de mencionar que mi posición hacia él y su equipo de trabajo seguirá siendo de admiración. Porque eso fue lo que yo viví y disfruté en el tiempo cuando concursé», comenta desde en la oficina y silla en la que alguna vez se sentó Osmel.

Con aplomo y, en ocasiones soltando poses acartonadas para las fotos, Nina revela cómo se prepara la Organización Miss Venezuela para regresar al Poliedro de Caracas. Habla también, sin tapujos, de escándalos y comentarios que de alguna forma la han empañado. Y suelta con alegría, además, que asume otro cargo como gerente de ventas de Venevisión. «Me enteré ayer», dice.

Hay un auge en la industria del entretenimiento en el país y justamente el regreso del Miss Venezuela al Poliedro de Caracas viene con esa ola de eventos. ¿Por qué ahora y no antes?

— Siempre hemos tenido la fijación de hacerlo fuera del estudio. Sin embargo, por una razón u otra, no se había fijado la posibilidad, no se habían conjugado todos los factores. Este año todo fluyó desde un inicio y todo apuntaba a que era factible hacerlo en el Poliedro. Nosotros también nos planteamos otros lugares. Estuvimos en contacto con el director del Teatro Municipal de Caracas y Teresa Carreño. Evaluamos diferentes lugares y finalmente se dio en el Poliedro.

¿El regreso al Poliedro es solo por la celebración de la edición número 70 o el próximo año también será allí?

— No. La idea es continuar cada año haciendo cosas grandes, cosas interesantes. Hacer el gran show que siempre se ha hecho en el Miss Venezuela y luego todos aspiramos a que siga en el Poliedro.

Ese regreso junto a Maite Delgado como animadora ha generado muchas expectativas. No está Joaquín Riviera ni Ricardo Di Salvatore. ¿Cómo se preparan para complacer al público?

— La producción del show del Miss Venezuela este año desde el Poliedro es un gran reto. Como siempre lo digo, cuando tocamos el tema de la producción no es responsabilidad directa del Miss Venezuela, me refiero al show de la noche final. Es una responsabilidad directa de Vicepresidencia de Producción que recae en Hugo Carregal y nuestro director que es el Pollo Simonato, con quienes trabajo muy de cerca. Este año tenemos adicional a Advanta Producciones, una empresa productora de eventos que tiene gran experiencia en puesta en escena de eventos de esta naturaleza.

Nosotros vamos a extrañar mucho esa creatividad infinita de nuestro amado Joaquín Riviera y desde ya estamos extrañado la disciplina y el conocimiento que tenía Ricardo en este medio. Tenemos una responsabilidad en seguir adelante e inclusive en honor a ellos. Es bastante complejo pero también lo he mencionado en otras ocasiones, no queremos generar falsas expectativas. No vamos a hacer un show temático cómo se acostumbraba hace 15 años con escenografías corpóreas empleadas en aquellas grandes producciones. El mundo ha evolucionado y los espectáculos también. Apuntamos a las nuevas propuestas.

El Miss Venezuela llegó a contar con más de 2 millones de dólares de presupuesto para el show… ¿Cómo es ahora?

— Y hasta un poco más… No soy yo directamente quien maneja las cifras de inversión y de producción. Pero sí, estamos hablando de cifras importantes con las que aspiramos que sea rentable para todos los que estamos participando en esto. Esto es show pero también es ‘bussines’, yo le agregaría showbussines con responsabilidad social. Nosotros no podemos quedarnos con solo el show. También hacemos un esfuerzo para que el tema de la responsabilidad social esté impregnado en todas nuestras actividades.

Como gerente general de la Organización Miss Venezuela, ¿cómo ve los cambios que el Miss Universo ha realizado para participar?

— Nosotros siempre hemos sido respetuoso de los lineamientos de nuestras franquicias. En principio ese ha sido el éxito de todos estos años. Desde la organización nosotros hemos apoyado todo lo que tenga que ver con inclusión. Sin embargo, la organización Miss Universo hasta ahora sólo ha manifestado el qué pero todavía no el cómo lo vamos a implementar. Estamos esperando los lineamientos, esa información que nos debe dar la franquicia para hacer las adecuaciones.

Por ejemplo, si una candidata es casada, con hijos y gana el Miss Universo, hay que establecer cómo va a desarrollar su año de reinado. Si va a vivir en Nueva York con su familia, si va a estar en ese tiempo separada de su familia. Todo eso debemos conocerlo para implementar esas nuevas políticas y ponerlas en práctica en el concurso nacional.

Durante estos tres años de gestión que tiene la nueva gerencia del Miss Venezuela, ¿cuál es el balance de logros y cambios que hoy pueden analizar?

— Absolutamente positiva y enriquecedor. No han sido cuatro años fáciles. No hemos tenido un país y un mudo tranquilo para desarrollar las actividades, preocupándonos únicamente en lo que representa el concurso y la selección de candidatas. Hemos tenido que sortear una cantidad de variables que han complicado las cosas pero desde mi punto de vista me gusta repetir lo que dice un escritor español: «la necesidad agudiza el ingenio» y entonces a nosotros nos encanta esos retos. Cada vez que se presenta una dificultad es un reto para la creatividad.

Durante este tiempo también han sonado escándalos que de alguna forma son parte de la idiosincrasia del concurso. Thalía Olvino, por ejemplo, llegó a denunciar maltrato psicológico, ¿qué pasó allí?

— Nosotros rechazamos categóricamente sus afirmaciones de maltrato psicológico. Nosotros tanto a Thalía como a nuestras reinas, le entregamos todo nuestro trabajo y esfuerzo para que ellas brillen en todo ámbito. Somos exigentes en cuanto a su preparación y de alguna manera quiero pensar que quizás Thalía no recibió con el mismo amor lo que nosotros transmitíamos hacia ella. Nuestro deseo de exigirle cada vez más porque iba para un concurso internacional. Lo que siempre nos sorprendió es que nunca lo manifestó directamente, lo hizo después de participar en el Miss Universo. De hecho María Gabriela estuvo unos días antes con ella de su participación.

Ella hizo un excelente trabajo, quedó en el corte de semifinalistas. Tiempo después es que ella sale con esas declaraciones. A mí me dejaron un poco triste más que sorprendida. Siempre quise y dimos lo mejor que pudimos para que ella estuviera totalmente preparada y feliz, contenta. Te hablo con toda la sinceridad. Hoy la veo como una modelo que sigue brillando, gracias a su paso por el Miss Venezuela y eso es un poco lo que buscamos.

Hay quienes dicen que trabajar con mujeres es complicado. Un pensamiento bastante misógino que pudiese tener algo de cierto y una prueba de ello podría ser todos estos conflictos. Ahora, ¿cree que todos estos comentarios se deben a eso o es producto de una resistencia al cambio?

— Yo en eso soy totalmente abierta. No establezco diferencias entre mujeres y hombres en cuanto al trabajo. Yo tengo hijos jóvenes que de alguna forma u otra inyectan a uno con el tema de diversidad, de igualdad de condiciones, igualdad de capacidades. No es solo una decisión personal sino que, además, la vivimos en casa, la vivo en casa. Tengo amigas trabajadoras que son ejecutivas e igual de trabajadoras. No tiene nada que ver con eso.

En este caso, la organización decidió poner a tres mujeres por la experiencia que cada una ha tenido en concursos internacionales. Cada una tiene su trayectoria demostrada. De plano descarto esa diferencia que se puede existir porque somos tres mujeres. No creo que tampoco sea una resistencia al cambio, yo siempre he dicho que las cosas como se hacían antes no son mejores ni peores que antes. Ahora se hacen diferentes. Ahora si lo que hemos querido rescatar es la institucionalidad de la marca como una estrategia, más allá de las personas que trabajamos aquí. Es lo que queremos dejar como legado y siento que lo hemos logrado.

En una entrevista llegó a decir que Osmel y ustedes eran amigos, pero ahora y que ya no se pueden ni ver. Comentó que se han encontrado en varios lugares. Sin embargo, ustedes las del comité, lo evitaban…

— En honor a la verdad, en todos estos años solo he visto a Osmel una solo vez y fue en un aeropuerto. Y él estaba ya por salir, yo estaba entrando al salón VIP y realmente no fue un momento cómodo para reencontrarnos. Pero cómo te lo decía, lamentaría mucho que mi gestión en la gerencia general y todo lo que yo he tratado de hacer con mi trabajo pudiera afectar ese cariño que teníamos y que para mí, todavía lo tengo. Si me gustaría conversarlo, entenderlo. Te repito, Osmel es una persona única e irrepetible y forma parte de todas las familias venezolanas. Es casi patrimonio nacional y no lo estoy poniendo viejo, aunque forma parte con aquello que crecimos. Por él, lo que todos debemos sentir es admiración, lo que sembró con la mujer venezolana. Con su trabajo posicionó a Venezuela en lugar bonito a nivel internacional.

Quienes trabajan en el espectáculo dicen que ignoran o le dan block a los haters. ¿Cómo Nina Sicilia sobrelleva ese lado oscuro del entretenimiento?

— Yo leo todo. Y si hay que corregir, se corrige. Pero si hay cosas muy feas trato de bloquear mi mente y seguir adelante. Es imposible ignorar una realidad que está allí. A mí me parece que todas las personas tienen algo que decir y lo que me están leyendo en esta entrevista, eventualmente saben que han recibido una respuesta de mi parte. No lo puedo hacer todo el tiempo porque imposible. No estoy de acuerdo con la agresión directa muy fuerte, se trata de bloquear por personas muy queridas a las que le afectan más que a mí, como por ejemplo, mi mamá.

Te voy a poner un ejemplo. La primera vez entregamos las bandas al azar. Todo el mundo lo criticó, a casi nadie le gustó, habían missólogos y gente que tienen un criterio muy interesante, que hacen comentarios muy certeros. Al año siguiente se modificó y entregamos estados por nacimiento.

Deja un comentario

Lo último

Alfredo Adame revela que podría perder su ojo tras golpiza

El conductor necesitará cinco meses para recuperarse

Kathy Najimy resaltó los altibajos de filmar «Hocus Pocus 2»

La actriz destacó que sufrió una lesión pero que le encantó volver a volar en su escoba

Gabriel Soto desmiente ruptura con Irina Baeva

El actor mexicano es recordado por telenovelas como "Soltero con hijas"

Lío de Víctoria Beckham y su nuera pica y se extiende

La familia del exfubolista se encuentra en el ojo de huracán

Trevor Noah se despidió de «The Daily Show» tras siete años

El comediante contó que desea volver a la calle y hacer Stand Up Comedy

Richard Gere protagonizará nueva versión de «Longing»

El actor dará vida a un hombre soltero que se entera que tiene un hijo de 20 años

La vida Boheme se presentará este fin de semana en Caracas

El grupo venezolano cantará sus éxitos este 1 de octubre en el Anfiteatro del Hatillo

Los premios iberoamericanos Platino 2023 ya tienen fecha y sede

El galardón otorga 22 premios profesionales, seis de ellos para series, y uno de Honor.

Especiales