Publicidad

¡Por fin! Michell Brown llega a «Pasión de gavilanes 2» tras 18 años

Foto: cortesía IG @michel123brown

Desde que comenzó la segunda temporada de «Pasión de gavilanes» los seguidores anhelaban el regreso Michel Brown. Ahora, llegó el momento, y Franco Reyes, el menor de los hermanos Reyes, entra desde hoy, 4 de mayo, en la segunda temporada de la telenovela de Telemundo.

Publicidad

«Me parece que era interesante darle un cierre al personaje después de 18 años. Creo que fue un gran regalo que la vida nos dio después de 18 años volver a interpretar este personaje», dijo el actor de origen argentino en entrevista con People En Español.

Durante la emisión del capítulo 55, el personaje de Michel Brown se dejará ver por primera vez en tiempo presente en la ficción.

Éxito internacional

Definitivamente, ha sido un buen año para el actor, quien además de regresar con esta telenovela también triunfa en Netflix como protagonista de «Pálpito», la nueva serie de suspenso basada en el tema del tráfico de órganos y trasplantes.

«A mí me dio la posibilidad de abrirme a diferentes mercados, estar en España presentando un programa de televisión en las tardes, hacer cine, hacer series, presentando las uvas de Año Nuevo, que es algo muy local español. El personaje tuvo mucha acogida en España y en muchos diferentes países del mundo. Y la verdad es que estoy muy agradecido con el proyecto», expresó Brown.

De acuerdo con la información, Michel tendrá una participación temporal o de corta duración en la telenovela, tras indicar que su presencia será de una participación especial.

Las aventuras de las hermanas Elizondo y los hermanos Reyes fueron vistas en más de 40 países y revolucionaron la industria de las telenovelas. Su emisión fue de octubre de 2003 a septiembre de 2004, momento en que la producción decidió poner fin a sus historias.

Momentos inesperados

El actor de 45 años aprovechó la ocasión para mencionar los momentos más inesperados y la locura que ha desatado «Pasión de gavilanes» en España.

Publicidad

«El momento más surrealista lo viví con El Gato (Juan Alfonso Baptista). Fuimos a hacer una firma de autógrafos en España y cuando llegamos nos estaban esperando en el aeropuerto como 500 personas. Era una locura. Y a la semana viajamos a Sevilla a hacer una firma de autógrafos y había como 10 mil personas. Parecía como si tocara una banda de rock y el Gato y yo no entendíamos lo que estaba pasando. Y me acuerdo que esa noche, cuando nos regresamos al hotel, nos cayó la ficha del fenómeno que era esta novela», recordó con mucho cariño.

«Nosotros nos fuimos a cenar y cenamos en silencio mirándonos a la cara sin entender un poco lo que había pasado. Era un fenómeno impresionante. Y después de ahí seguimos Gato y yo en España haciendo presentaciones durante un año y yendo a programas de televisión. Creo que esa fue una de las experiencias más increíbles que vivimos», finalizó.

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad