Publicidad

Michael J. Fox cumple 60 años y recordamos sus altas y bajas

Michael J. Fox
Foto: Instagram @realmikejfox
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La trilogía cinematográfica “Volver al futuro” tuvo un impacto más que importante en la generación de los 80, puesto a que presentó un futuro fascinante lleno de vehículos voladores y casas inteligentes. Sin embargo, gran parte de ese auge tecnológico todavía está en una realidad muy distante, mas no la icónica interpretación que ofreció Michael J. Fox en esta legendaria saga.

Publicidad

Fox dio vida al impulsivo Marty McFly, cuyas desventuras temporales e inesperados encuentros con sus padres sigue siendo aclamada por la fanaticada, que aún sigue recordando con nostalgia y estima esta joya filmográfica.

Cuando estaba en la cima de su fama, a Michael J. Fox se le diagnosticó Parkinson con apenas 30 años de edad y su carrera se vio afectada. Pese a las dificultades, Fox continuó cosechando una racha de éxitos, como se evidencia en sus premios Emmy, Globos de Oro y del Sindicato de Actores.

Ya para el año 2000 el paradigma cambió, puesto a que solo ha podido desempeñarse como actor de voz dada a las complicaciones que caracteriza a esta enfermedad, refirió el portal el Universal de México, que además añadió que hoy (9 de junio) está celebrando su cumpleaños número 60.

Tropiezos y oportunidades

Un dato poco conocido del Parkinson es que quienes la padecen tienden a caer en la depresión. Dado a que sus capacidades se ven limitadas, pierden facultades rutinarias y en algunos casos puede paralizar el sistema motriz, por ende, Michael J. Fox no estuvo exento a este período de luto.

Aunque el diagnóstico lo orilló a caer en los vicios del alcohol hace tres década, Michael J. Fox logró salir adelante gracias al incondicional apoyo de su familia, en principio de su esposa, la actriz Tracy Pollan, y sus cuatro hijos, Sam, Schuyler, Aquinnah y Esmé.

En noviembre de 2020, al presentar su cuarto libro de memorias “No Time Like The Future: An Optimist Considers Mortality”, el actor anunció un segundo retiro que podría ser el definitivo, debido a su delicado estado de salud.

“Hay un tiempo para todo, y mi tiempo de trabajar 12 horas al día y memorizar siete páginas del guion ha quedado en el pasado”, explicó el canadiense.

Todo en la vida es cambiable

A pesar de la firmeza de su decisión, Michael J. Fox también añadió que existe la posibilidad de retomar sus viejas aficiones.

“Al menos por ahora entro en un segundo retiro. Eso podría cambiar, porque todo cambia. Pero si esto es el final de mi carrera como actor, que así sea”, apuntó entonces el actor.

Por otra parte, en la década de los 90 Fox se convirtió en uno de los mayores activistas para reclamar más investigación sobre la enfermedad, implicándose incluso en campañas electorales, pero sobre todo desde su fundación: The Michael J. Fox Foundation for Parkinson’s Research.

“Mi memoria a corto plazo está destruida. Siempre tuve una gran habilidad real para aprender y memorizar guiones. Sin embargo, en los dos últimos trabajos pasé por situaciones extremas. Tuve grandes dificultades para hacerlo”, confesó el artista.

Pese a los retos y las adversidades, Michael J. Fox encontró en la escritura su máximo refugio. “Mi manera de tocar la guitarra no es buena. Mi dibujo ya no es bueno, mi baile nunca fue bueno y actuar se está volviendo cada vez más difícil. Así que todo se reduce a escribir. Por suerte, lo disfruto mucho”, puntualizó.

Por poco vuelve a caer en la depresión

Antes de su libro “No Time Like The Future: An Optimist Considers Mortality”, Fox había publicado “Lucky Man: A Memoir” (2002); “Always Looking Up: The Adventures of an Incurable Optimist” (2009) y “A Funny Thing Happened on the Way to the Future: Twists and Turns and Lessons Learned” (2010).

Dos años antes de la publicación de último libro, le encontraron un tumor en la médula espinal que a punto estuvo de acabar con su característico optimismo.

“Definitivamente fue mi momento más oscuro”, aseguró Michael J. Fox en sus memorias, en las que cuenta que, después de la intervención, pasó por una larga recuperación en la que tuvo que volver a aprender a caminar.

Publicidad

Además de su destacable representación en “Volver al futuro”, a Fox se le atribuyen también títulos de gran calibre como “Midnight Madness” (1980), aunque su primer éxito le llegó con la serie “Family Ties”, que lo hizo merecedor de tres premios Emmy (1986-1988) y un Globo de Oro en 1989 como Mejor actor de serie de comedia.

Fox también prestó su voz al simpático “Stuart Little” (1999 y 2003). En el 2013 estrenó la serie de televisión “The Michael J. Fox Show”, por la que de nuevo fue candidato al Globo de Oro.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad