Publicidad

El despelote por la llegada de Mayré

Foto: Cortesía Telemundo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En 2006 si bien no hubo corona de Miss Universo ni de Miss Mundo que celebrar, los venezolanos sí tuvieron una alegría. Así como lo cuento, se trató de la primera Latin America Idol que es venezolana. Ese año, Mayré Martínez obtuvo el primer lugar en la primera temporada del reality show; versión de la exitosa producción que hasta hace dos años estuvo al aire en Estados Unidos.

Publicidad

Mayré era un poco desconocida para una buena parte del público venezolano, aunque su experiencia en el canto no era nueva. En una época, ella, apoyada por su mamá periodista, amenizaba, musicalmente hablando, las premieres de películas que se organizaban hasta antes de la pandemia del coronavirus.

Tenía una academia de canto, por donde pasaban muchos sueños con ganas de conquistar los mercados musicales. Ese año, ella quiso cumplir el suyo propio. Y fue así como luego de superar todos los filtros llegó a la final del programa que se hizo en Argentina. Y ganó. Pese a que una de las jurados (Elizabeth Meza) se la tenía, ídem, la criolla logró superar cualquier escollo y con «Soy mi destino«, logró alzarse con el primer premio.

El día de su regreso a Venezuela fue anunciado, tal cual, como si llegara una Miss Universo. En el aeropuerto de Maiquetía un montón de alumnos de su academia bajó con pancartas, afiches y cuanta foto consiguieron para recibirla. También un montón de medios se dieron cita para obtener sus primeras declaraciones.

Todo estaba coordinado. Ella saldría por la puerta natural de todos los recién llegados al país y declararía a los medios. Luego, compartiría con sus familiares y amigos cercanos y después, en un lado saludaría a los fanáticos. No eran los tiempos de los teléfonos inteligentes aún, pero sí de algunos que, aunque pequeños, tomaban una foto. Era más época de autógrafos.

Todo estaba dispuesto, la gente esperando en orden. Cuando se le vio en el área de las maletas, sus fanáticos comenzaron a cantar el tema con el que ella ganó el reality. Mayré Martínez oyó y saludó. Empezaron los gritos, pero el orden prevalecía… aún.

Publicidad

Así como lo cuento. Cuando apenas puso un pie fuera del área reservada comenzaron los gritos, empujones, cámaras a disparar los clicks y los microfonazos por doquier. Se acabó la calma y el orden. La policía trató de intervenir y fue sacada, literalmente, a golpes por los fanáticos.

El desbarajuste fue tal que no hubo declaración oficial. Solo lo que alcanzó a decir en medio del barullo del momento. Mayré trató de ser amable, pero los empujones terminaron por, literalmente, sacarla de un solo golpe de la terminal.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad