Publicidad

Mauricio Silva: «El maestro Billo era un genio»

Mauricio Silva
Foto: Cortesía Mauricio Silva
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Cuando uno de los familiares de Billo Frómeta llamó al productor venezolano Mauricio Silva para que se encargara de hacer el álbum para celebrar los 80 años de la Orquesta, sintió que era un gran reto, pero a la vez estaba complacido y orgulloso.

Publicidad

Esa ansiedad se vio premiada hace unos días cuando el disco «Legendarios», con su firma, fue nominado al Grammy Latino. Además de la producción, el trombonista también hizo los arreglos de los 13 temas que lo conforman. Diez de ellos son versiones actualizadas de clásico de la Billo’s; dos son inéditos y uno navideño.

Carlos Vives («Tres perlas»); Tito Rojas («Pasito tun tun»); Oscar D’ León («Por encima de todo»); Wilfrido Vargas («Tambores de carnaval»); Sergio Vargas («Vironay Caderú»); Charlie Aponte («Somos»); Eddy Herrera («Así, así»); Álex Bueno («Caminito de Guarenas»); Don Fulano («El brujo»); Milly Quezada («Sigan bailando») y Karina («De qué me sirve el cielo») son quienes participan en el álbum, que tendrá en los próximos meses su segunda parte.

—¿Ya tiene confirmados a los invitados que estarán en el segundo volumen?

—Hay muchos ya convocados, entre quienes te puedo nombrar a Gilberto Santa Rosa (quien iba a grabar en el primero pero no pudo), Carlos Vives, Andy Montañez, Tito Nieves, Maelo Ruiz, Jorge Celedón, Desorden Público y Caramelos de Cianuro. Hay muchas cosas interesantes en este disco, por lo que pienso que será nominado al Grammy porque está tan bueno como el primero.

—¿En algún momento tuvo ocasión de conocer al maestro Billo?

—Billo era un genio de la música porque le dio a la gente lo que quería escuchar. Igual que Los Melódicos, que sabemos que fue una copia de la Billo’s; al punto de que el propio maestro arregló el primer disco. Y se convirtieron en unas orquestas inmensas, grandes. Esa fórmula del bajo (pi pum, pi pum) que él se creó, y que muchos llaman sonido gallego, fue lo que le dio el éxito a la Billo’s, no solo en Venezuela sino en otros países. Estamos honrando todo eso con este disco.

—¿Cómo diseñó la nueva etapa de Adolescentes?

—Su mánager, Luis “El negro” Mendoza decidió hacer un proyecto con cantantes internacionales. Ahora son seis: un venezolano, un colombiano, un peruano, un chileno, un cubano y un mexicano. Me ha tocado tomar la dirección musical de una orquesta que viene de la pluma de un gran maestro como lo es Porfi Baloa y ahí vamos promocionando la versión en salsa de Resistiré, el tema español que se hizo durante la pandemia en marzo de 2020.

Publicidad

—También tiene un proyecto inspirado en la legendaria Sonora Matancera.

—Me propusieron revivir y rehacer a la Sonora Matancera. La disquera hizo todos los trámites de permisos y autorizaciones para grabar los grandes éxitos. Entonces, comenzamos los castings; incluso con buenas candidatas para ocupar el lugar que tuvo Celia Cruz. Estoy armando un disco con sonido actual, pero sin perder la esencia. Vamos también a hacer otro de temas inéditos. Cuando empecé a los 17 años, con La crítica de Oscar D’León, nos convertimos en la orquesta que acompañó a figuras matanceras como Celio González, Daniel Santos (con quien estuvimos más de un año de gira) y Alberto Beltrán (el que grabó «El negrito del batey»). Yo no conocía esa música y me tocó aprendérmela. Por eso sé cuál es la esencia y me la conozco muy bien.

El pianista que no fue

Silva tiene una carrera de más de cuatro décadas. Además de compartir con otras agrupaciones, también ha tenido las propias, como Silva y Guerra, proyecto que no ha podido reeditarse.
Tuvo, también, la oportunidad de conocer a Frómeta. «Mi papá fue bajista de la Billo’s cuando grabaron los temas navideños y estaban Felipe Pirela y José Luis Rodríguez. Yo era un niño y eso quedó marcado en mí. Ya adulto, por complacerlo, me entrevisté con el maestro, que estaba buscando un pianista. Con una entrevista de cinco minutos, él supo qué quería yo. Me dijo: ‘Yo sé que tú tienes aspiraciones y no eres el pianista que necesito. Yo necesito un pianista comprometido y tú solo te vas a quedar conmigo un mes’. Yo acepté sus palabras porque, en el fondo, buscaba que me lo dijera». 

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad