Publicidad

Más allá del parque

parque Vinicio Adames
Collage Chevere.life
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En la autopista Coche-Tazón se encuentra el espacio de 146 hectáreas que constituyen el Parque Vinicio Adames, perteneciente al Municipio Baruta. Aunque la reserva fue inaugurada el 15 de diciembre de 1973 como Hoyo de la Puerta, cambió de nombre, tres años después, en honor al músico barquisimetano que falleció en una de las catástrofes aéreas más impactantes de la historia nacional.

Publicidad

Conocida como La Tragedia de Las Azores o La Tragedia del Orfeón Universitario, la desgracia que enlutó al país produjo 68 víctimas fatales: 52 estudiantes, 11 militares y 5 acompañantes, cuando el avión Hercúles de la Fuerza Aérea Venezolana que los trasladaba se estrelló contra una colina en la isla portuguesa Terceira. El mal tiempo producido por el huracán Emmy imposibilitó la visibilidad de los pilotos que tampoco pudieron entenderse con el encargado de la torre de control, un lugareño que no hablaba inglés.  

Heredero de Vicente Emilio Sojo y Evencio Castellanos, Adames era el director del grupo ucevista que se dirigía hacia Barcelona, España, para participar en el Festival Internacional del Canto Coral. El choque ocurrió el 3 de septiembre de 1976, un día antes del compromiso inaugural en la capital catalana.

Para asistir a la cita, la representación estudiantil se reunió con el presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, ante la dificultad para cubrir los costos del viaje en vuelos comerciales. La intervención del mandatario solucionó el problema al concretar el apoyo castrense.

Superado el escollo, se estableció la hoja de ruta con una primera parada en las Bermudas y una segunda en Las Azores, a fin de recargar la gasolina necesaria para llegar al destino en la península ibérica. Sin embargo, el clima intervino con pésimas consecuencias. La escasez de combustible incidió en que no hubiera explosión, aunque la dimensión del impactó fue suficiente para evitar que hubiera sobrevivientes

Publicidad

Luego de la tragedia, transcurrieron seis meses hasta que el calaboceño Raúl Delgado Estévez con la ayuda de Graciela Gamboa decidió rescatar el Orfeón Universitario, cuya reaparición se concretó el 27 de marzo de 1977. Actualmente, es el coro activo más antiguo del país y, en 1983, fue declarado Patrimonio Artístico de la Nación.

La conmemoración de los 45 años del oscuro episodio es una buena oportunidad para revalorizar el esfuerzo detrás de la vigencia de la agrupación musical y también para que las nuevas generaciones conozcan qué significa el nombre del parque baruteño. Si, además, alguien recuerda hacerle un cariñito a las instalaciones del lugar, la tarea será sobresaliente.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad