Publicidad

«Luis Miguel, la serie» vuelve este domingo más «oscura y compleja»

Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Más «oscura, compleja y con más capas» es como el actor mexicano Diego Boneta describe a la agencia EFE será la segunda parte de «Luis Miguel, la serie». De nuevo en la piel del llamado Sol de México, esta vez mostrará un lado «más humano», en dos duras etapas del cantante.

Publicidad

«Sobre todo se ve a un Luis Miguel más humano en el sentido de que ya no siempre es la víctima o el ingenuo. Aquí lo ves cometer errores, empatizas con él y luego entras en conflicto de si lo que hizo estuvo bien o mal. Es lo que a mí me gusta de estos personajes, esta onda de antihéroe que hace que sea mucho más divertido a la hora de filmar», dijo este jueves 15 de abril Boneta.

Encarnar a Luis Miguel ha sido un reto en todos los sentidos para el actor mexicano, pues además de ser el protagonista, es uno de los productores de la serie junto con el propio cantante.

Es por eso que su nivel de compromiso y búsqueda de precisión a la hora de darle vida a su personaje lo han dejado satisfecho, pero ha generado que sea complicado el desprenderse de su interpretación en su vida diaria.

«Cuando estoy interpretándolo sí (es difícil soltar el personaje). Me absorbe tanto que sin darme cuenta pasa totalmente. Ahora estoy haciendo un trabajo consciente de separación, de cambio de piel porque han sido cuatro años y medio en esto», consideró.

De tal forma que ahora que tendrá tiempo libre, que es «lo más sano», lo usará para «reencontrarse» consigo mismo.

Dos etapas de un ídolo

La segunda temporada corre en medio de dos líneas de tiempo paralelas.

Por un lado se observa a un Luis Miguel de los años 90, joven y lleno de dudas sobre el paradero de su madre; mientras que a la par corre la historia del artista maduro, seguro de su carrera, pero lleno de vacíos personales que se mezclan con el éxito y el deterioro de su salud.

El eslogan de «Luis Miguel, la serie» anuncia el ambiente oscuro al que se adentrarán los espectadores: «Cuanto más brilla el sol, más oscuras son sus sombras». Netflix la pondrá al aire con capítulos individuales cada domingo, a partir del 18 de abril.

A lo largo de la historia se podrá ver que el éxito que vivió Luis Miguel en su carrera parece ser proporcional a la cantidad de dificultades que tuvo que enfrentar, mostrando también sus relaciones amorosas fallidas o sus errores como padre, así como su creciente ego.

Cambios físicos

Estas dos etapas obligaron a Boneta a llevar una preparación física específica en cada una de ellas. Situación que fue reforzada por maquilliadores profesionales.

«En la primera temporada tuve que bajar 12 kilos y en esta tuve que subir casi diez porque tenía que salir como él en el año 2000 y poder interpretarlo como en los años 90. Este es un proyecto que demanda mucho como artista. Ha sido una locura», confesó Boneta.

Publicidad

Eso se constata con el trabajo que Boneta también realizó como cantante al rehacer con mucha precisión la música de Luis Miguel, quien es considerado como una de las voces más prodigiosas del país.

«Otro lado dificilísimo fue cantar las canciones porque es un cantante virtuoso con una voz única. Nada más hay un Luis Miguel, hice mi mayor esfuerzo para acercarme lo más posible», narró Boneta quien trabajó con más confianza en esta segunda temporada junto a Kiko Cibrián, responsable de algunos de los éxitos originales de Luis Miguel.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad