Publicidad

«Los 10 mandamientos»: un clásico del cine bíblico

10 mandamientos
Foto: Cortesía Paramount Pictures
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Así como cada Semana Santa los fieles se ataviaban de morado para visitar al Nazareno de San Pablo y orar en los siete templos, Venevisión y RCTV cumplían con el rito de transmitir películas bíblicas que aumentaron su atractivo visual, cuando el color llegó a la pequeña pantalla nacional, a principios de los 80 del siglo pasado.

Publicidad

Casi con rigor religioso se cumplía el menú fílmico: «Quo Vadis?», basada en la obra homónima de Henryk SienKiewicz que el director Mervyn LeRoy materializó en 1951, con siete millones de dólares y actuaciones de Robert Taylor, Deborah Kerr, Leo Genn y Peter Ustinov.

«Ben Hur», historia del escritor Lewis Wallace que William Wyler versionó dos veces, convirtiendo a la segunda en una de las cintas más importantes de todos los tiempos, con récord de 11 premios Óscar, incluyendo a los actores Charlton Heston y Hugh Griffith. El presupuesto de 15 millones, estratosférico para 1959, permitió contratar 10.000 extras, 2.500 caballos y 200 camellos.

«Espartaco», la recreación cinematográfica que Stanley Kubrick hizo del libro de Howard Fast, en 1960. Kirk Douglas actuó junto a Laurence Olivier, Jean Simmons, John Gavin, Charles Laughton, Peter Ustinov y Tony Curtis. Los 12 millones de presupuesto se vieron compensados con cuatro estatuillas de la Academia.

«Rey de reyes» apenas contó con seis millones aprobados por la Metro Goldywn Mayer, suficientes para que Nicholas Ray creara un filme épico, realizado íntegramente en España, con la participación de Carmen Sevilla, única estrella del elenco que sobrevive al rodaje de 1961.

Y «Los 10 mandamientos», siendo la última película del director Cecil B. DeMille que llegó a la cartelera el 8 de noviembre de 1956, antes de migrar a la pantalla chica.

Maratónica

Si bien DeMille se inspiró en el «Libro del Éxodo» de «La Biblia», los guionistas incorporaron ideas de «Príncipe de Egipto» de Dorothy Clarke Wilson, «Columna de fuego» de Joseph Holt Ingraham, «Sobre a las de águila» de Arthur Eustace Southon y «Antigüedades judías» de Flavio Josefo, para armar la trama que vio luz por primera vez en 1923.

Con la llegada del sonido, el realizador quiso darle una nueva dimensión, para lo cual contó Charlton Heston, Yul Brynner, Anne Baxter, Yvonne De Carlo, John Derek y Vincent Price, quienes se trasladaron hasta Egipto, el Monte Sinaí y la península del Sinaí, para rodar el largometraje de tres horas y 40 minutos de duración que costó más de 13 millones.

Solo obtuvo un Óscar por efectos especiales, pero, en 1999, la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos declaró la preservación de «Los 10 mandamientos» y desde 2008 forma parte del top 10 de las mejores películas épicas del American Film Institute.

Publicidad

La que faltaba

«Jesús de Nazareth» también formaba parte de la oferta televisiva que los venezolanos podían sintonizar en décadas pasadas. El largometraje del cineasta italiano Franco Zeffirelli, convertido en miniserie por su duración, tiene un valor especial: convirtió el rostro de un actor apenas conocido por la audiencia de la BBC de Londres, en la imagen más aceptada de Cristo entre la población católica del mundo.

Mucho de ese hito se debe al trabajo de miradas que hizo con Robert Powell, a quien le pidió no parpadear. La producción de 1977 cuenta, además, con las actuaciones de Anne Bancroft, Ernest Borgnine, Claudia Cardinale, Laurence Olivier y Christopher Plummer.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad