Publicidad

Ligia Elena 2.0

Luciano D'Alessandro
Foto: Instagram @matfotografía

Ella no es la cándida niña de la sociedad. Él tampoco es el trompetista de la vecindad. Pero la historia de ambos, aunque sin fuga que estremezca las bases de la familia, bien podría inspirar una telenovela escrita por César Miguel Rondón, Perla Farías o Leonardo Padrón.

Publicidad

Dos jóvenes modelos coinciden en el camino por compromisos laborales. Ella se gradúa de publicista, él de ingeniero. Pasan los años. Ella debuta como animadora en una televisora, él hace lo propio, como actor, en el canal de la competencia. Ella se casa con su novio de toda la vida, él prefiere mantenerse libre de ataduras.

Al cabo de un tiempo, se convierten en compañeros de nómina. Juntos viven la experiencia de quedar desempleados, por el cese de operaciones de la empresa donde laboraban. Ella, junto a esposo y dos hijos, decide emigrar a Estados Unidos. Él fija residencia en Colombia. El éxito los une, a pesar de que se encuentran a casi dos mil 500 kilómetros de distancia.

Ella enviuda, luego de veinte años de matrimonio y de que un accidente cerebrovascular mantuviera tres días en coma a su cónyuge. El dolor le impide celebrar un gran logro profesional. Él aumenta sus bonos como galán internacional y cotizado soltero. Ambos motivan la empatía del público.

Finalmente, María Alejandra Requena y Luciano D’Alessandro coinciden de nuevo. El anuncio de su relación sentimental sorprendió a todos, incluso a ellos mismos. Los aplausos y las muestras de cariño los acompañaron durante dos años de noviazgo que llegaron al momento cumbre el pasado 14 de mayo, cuando concretaron sus votos matrimoniales en Cartagena de Indias.

Veinticinco años transcurrieron desde que se conocieron hasta que decidieron unir sus vidas. Ya no son los jóvenes modelos de los primeros encuentros. Ahora son dos talentos maduros que, después de muchos vaivenes, le apuestan al amor.

Porque amor es lo que transmiten. Y, aunque suene cursi (cualidad intrínseca en este tipo de historias), las miradas que intercambian, la comunicación entre sus cuerpos y la placidez que reflejan en las fotografías totalizan un mensaje que se percibe auténtico. Y la mejor muestra de ello se halla en las redes sociales.

Publicidad

En un terreno donde campean los odiadores de oficio, el enlace D’Alessandro-Requena ha sido unánime en los mensajes cargados de parabienes, hecho que los protagonistas han sabido agradecer en forma reiterada.

Ya lo dijo el cantautor panameño Rubén Blades en el tema principal de la telenovela Ligia Elena: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Cualquier duda puede ser despejada por Mariale, por Luciano o por ambos.

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad