Publicidad

Lee Jung-jae, de «Squid Game», se estrena como director en Cannes

Lee Jung-jae
Foto: AP

Lee Jung-jae, el laureado astro de la serie “Squid Game” («El juego del calamar») de Netflix, pasó años desarrollando el thriller coreano de espías ambientado en la década de 1980 “Hunt” (en coreano “Heon-teu”) antes de decidirse a dirigirlo él mismo.

Publicidad

Lo hizo un poco a regañadientes, sin grandes planes de seguir haciendo cine. Pero tuvo una visión de lo que podría ser y dónde podría estrenarse, destacó AP en una publicación.

“Antes de decidirme a dirigir, solo pensaba que quería hacer una película muy divertida. Después de poner manos a la obra y empezar a escribir el guion, de hecho quería venir a Cannes. Y como quería venir a Cannes, tenía que encontrar un tema que resonara con el público global”, comentó Lee.

Un salto significativo

Pocos actores saben cómo captar la atención del público global como Lee Jung-jae. El actor de 49 años, uno de los principales astros del cine en Corea, se encuentra en el nexo del fenómeno “Squid Game”, protagonizando la serie distópica que, con todo y subtítulos, fue el programa más visto de Netflix en unos 90 países.

Ahora está en Cannes para estrenar “Hunt”, que se presenta en la sección de medianoche del festival, donde busca distribución internacional. La película pondrá a prueba hasta qué punto Lee puede extender aún más su carrera, que ya no tiene fronteras. A principios de este año, Lee firmó contrato con la poderosa agencia CAA de Hollywood, donde admite que tiene algunas ambiciones.

“Trabajar en Hollywood definitivamente sería una buena experiencia para mí. Si hubiera una buena opción para mí, un buen personaje, definitivamente me gustaría. Pero en este momento, siento que las audiencias globales quieren más contenido coreano y programas de televisión y películas hechos en Corea. Así que también trabajaría en Corea muy diligentemente. Puedo parecer un poco codicioso, pero si hubiera un papel para mí en Hollywood, definitivamente me gustaría hacer eso también”, consideró Lee en una entrevista en Cannes poco antes del estreno de “Hunt”.

Otros detalles

Si bien el ascenso de Lee como un actor reconocido en todo el mundo tipifica el poder de la cultura pop de la Corea de hoy, su película está ambientada en un capítulo anterior y menos armonioso de la historia de su país.

“Hunt” sigue apasionantemente a un par de agentes (uno de ellos interpretado por Lee, el otro por Jung Woo-sung) asignados a descubrir un topo norcoreano dentro de la Agencia Central de Inteligencia de Corea. Lee, que no se limita a sumergirse en un modesto debut como director, demuestra su habilidad para montar escenas de acción a gran escala y crear una trama densa mientras logra mantener el suspenso.

“Mucha gente me dijo que debería cambiar el marco a la actualidad”, dice Lee a través de un intérprete. “Pero en los años 80, había mucho control de la información y la gente intentaba beneficiarse con la información falsa y la desinformación. Creo que eso todavía existe ahora en 2022. Todavía hay grupos que intentan beneficiarse con estos controles de información y propaganda».

¿Qué cambió después de ser el jugador 456?

Periodistas occidentales que podrían estar menos familiarizados con las casi tres décadas de trayectoria de Lee en Corea, donde ha protagonizado películas como “An Affair” («Jung sa»), “New World” («Sinsegye») y “The Housemaid” («Hanyo»), le preguntan a menudo cómo ha cambiado su vida desde “Squid Game”, a lo que Lee Jung-jae responde entre risas: “Es natural porque mucha gente en Occidente no me conocía antes”.

Publicidad

Eso está cambiando rápidamente. Lee regresará para la segunda temporada de “Squid Game”, que el creador de la serie, Hwang Dong-hyuk,, anunció recientemente que debería esperarse para 2023 o 2024.

La primera temporada ya lo llevó a ser el primer actor asiático en ganar el Premio SAG del Sindicato de Actores de la Pantalla de Estados Unidos al Mejor actor. Lee estaba tan sorprendido, que no logró sacar de su bolsillo el discurso de aceptación que había escrito. “Todavía me parece un sueño”, expresa sonriendo y sacudiendo la cabeza.

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad