Publicidad

El día que LaToya Jackson acabó con Maiquetía

Foto: Cortesía LaToya Jackson
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Así, como lo cuento, pasó. Era el año de 1989 y la lucha por el control del rating en Venezuela era férrea. Radio Caracas Televisión y Venevisión se disputaban la sintonía con artistas de altos kilates. Latoya Jackson era una de ellas. No tenía muchos méritos artísticos, pero justo poco antes había salido desnuda en la revista Playboy. En una de las fotografías, con una serpiente. Pero el hecho de ser la hermana de quien, para ese momento, rompía la liga en el mundo musical era suficiente. Además, ella se había operado tanto que, ciertamente, parecía la versión femenina de Michael.

Publicidad

Con una gran pompa se anunció su visita. A regañadientes, Rctv soltó prenda de la hora y el vuelo en el que llegaría. No querían que se armara un zafarrancho en el Aeropuerto de Maiquetía, pero fue imposible. LaToya venía a “cantar” a “De Gala“, el musical estrella del canal.

Publicidad

Eran aproximadamente las 5 de la tarde cuando ese día de 1989 llegó Latoya. El aglomeramiento de reporteros, fotógrafos y camarógrafos llamó la atención de la gente que esperaba a sus seres queridos en la terminal. Un hombre visiblemente mayor que ella salió primero. “Ese es su mánager” susurró alguien. Luego se supo que también era su esposo.

Él le fue abriendo paso mientras los encargados de seguridad, propios y extraños, hicieron un cordón humano con sus cuerpos y brazos para impedir que el gentío se le acercara. Ella sonriente, lanzó besos y sonrisas. Uno de los “eslabones” de los gorilones me apretaba el cuello. Yo trataba de zafármelo pero no podía. Gritaba que me ahogaba y nadie me auxiliaba. De la nada, una mano me haló. Nunca supe quién fue. La gente continuaba apiñada, LaToya sonriendo y yo recordándolo así, como lo cuento.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad