Publicidad

Las hadas madrinas abandonaron a Marilyn

Foto: Cortesía 20th Century Fox
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En los años 20 fue Mae West; en los 30, Greta Garbo y Marlene Dietrich; en los 40, Ava Gardner y Rita Hayworth; en los 60, Brigitte Bardot, Ursula Andress y Raquel Welch; en los 70, Farrah Fawcett; en los 80, Bo Derek y Madonna; y en los 90, Pamela Anderson y Cindy Crawford.

Publicidad

Cada década del siglo pasado ha contado con símbolos sexys nacidos en el mundo del entretenimiento. Sin embargo, ninguno ha igualado lo sucedido con el relativo a los años 50, omitido ex profeso en el primer párrafo. Porque Marilyn Monroe ha logrado convertirse en el mayor mito erótico de la historia, preservando su influjo a través de distintas generaciones. Muchos cultores no estarán en capacidad de mencionar alguno de sus filmes, pero eso resulta intrascendente ante la imagen de la mujer que nació el 1 de junio de 1926, en Los Ángeles.

De guion

Si la biografía de Marilyn Monroe hubiese sido escrita por la cubana Delia Fiallo, sobrarían voces que hablarían de truculencia. Sin embargo, como se repite con frecuencia, la realidad supera a la ficción y ello aplica a la vida de la estrella.

Norma Jean Baker o Norma Jean Mortenson nació luego de la separación de sus padres. Ante la imposibilidad económica y emocional de mantenerla, la progenitora la dejó al cuidado de un matrimonio. En adelante, la custodia de la niña cambiaría de manos tres veces más. En el interín, fue violada en dos oportunidades, sin haber cumplido 13 años.

Tales vaivenes terminaron en un temprano matrimonio con el militar James Dougherty. Ella tenía 16 y él 21. Mientras su cónyuge cumplía tareas castrenses, comenzó a trabajar en la fábrica donde fue descubierta por un fotógrafo. El modelaje le abrió sus puertas y la llevó a un juzgado para firmar el divorcio.

En los estudios de la 20th Century Fox realizó sus primeras actuaciones hasta que en 1953 llegó la fama con “Niágara”. Siguieron “Los caballeros las prefieren rubias” y “Cómo casarse con un millonario”, además de la portada del primer número de la revista Playboy.

A la popularidad le siguió el segundo matrimonio con el beisbolista Joe DiMaggio. La famosa escena del vestido flotando, incluida en “La comezón del séptimo año”, fue el origen de la crisis que terminó en nuevo divorcio.

El tercer sí se lo dio al escritor Arthur Miller, junto a quien vivió dos abortos y el inicio de sus problemas de salud. Al cabo de cinco años, se produjo la separación.

El 5 de agosto de 1962, el cuerpo de Marilyn Monroe fue hallado sin vida en su habitación. Los policías declararon que la escena lucía alterada. El informe indicó “probable suicidio”, aunque la autopsia confirmó sobredosis de barbitúricos. Para el momento, mantenía un romance con el presidente de EEUU, John Kennedy.

Publicidad

Humilde tributo

En 1997, el productor Joaquín Riviera decidió incluir un homenaje a Marilyn Monroe en el opening del Miss Venezuela. Para ello, recurrió al talento que, en ese momento, estaba fichado en Venevisión: Viviana Gibelli, Natalia Streignard, Sonya Smith, Fabiola Colmenares, Chiquinquirá Delgado, Nina Sicilia, Carolina Perpetuo y Gabriela Spanic, quienes, acompañadas por el ballet del canal de La Colina, reprodujeron la imagen del vestido alzado por el vapor del metro.

Al término del número, las participantes se despojaron de las pelucas platinadas, mientras eran presentadas por Maite Delgado y Napoleón Bravo.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad