Publicidad

«La sirenita» cumplió 32 años de su estreno y la así la recordamos

La Sirenita
Foto: Instagram @thedisneyprincesses
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Hace 32 años nos adentramos a un mundo submarino para empaparnos de las bellezas paisajísticas, ritmos sabrositos y de criaturas alucinantes con el estreno de «La sirenita», uno de los clásicos más icónicos y aclamados de Disney.

Publicidad

La liberación de la cinta data del 15 de noviembre de 1989, teniendo a Ron Clements («Aladdín«) y John Musker («La princesa y el sapo») como sus principales directores, mientras que el guion corrió por cuenta de Roger Allers («El Rey León»), Howard Ashman («La Bella y la Bestia») y del propio Clements basándose en la obra homónima del poeta danés Hans Christian Andersen.

En lo concerniente a las voces originales, el reparto incluyó la participación de la actriz de doblaje Jodi Benson («101 dálmatas 2»), Samuel E. Wright («Dinosaurio»), Kenneth Mars («Malcolm in the Middle»), Pat Carroll («Nancy Drew»), entre otros talentos.

La receptividad

«La sirenita» recaudó más de 211 millones de dólares en taquilla, superando con creces su presupuesto inicial de 40 millones.

Con respecto a sus reconocimientos, tuvo tres nominaciones en los Premios Óscar y salió invicta en la categoría Mejor Banda Sonora. Asimismo, su excelente composición musical lo hizo merecedor de un Globo de Oro.

Años más tarde, en el 2006, el filme volvió a destacarse en los Premios Satélite, recibiendo la estatuilla al Mejor DVD Juvenil.

Por otra parte, la historia dio pie para la producción de una serie de televisión, dos secuelas cinematográficas y un live-action que ya terminó su rodaje, además de su propia adaptación en Broadway.

¿De qué va?

«La sirenita» narra la historia de Ariel, una muchacha curiosa y traviesa que se siente fascinada por las maravillas del mundo humano, por ende, tiende a ser incomprendida por sus familiares.

Un día, la joven se enamora perdidamente del príncipe Eric, lo que provoca una fuerte pelea con su padre, el Rey Tritón, y en un acto de tristeza confía en la persona equivocada para lograr conquistar al hombre de sus sueños.

Es aquí cuando conoce a Úrsula, una ambiciosa bruja que pretende conquistar el océano a partir de la ingenuidad de la princesa, por ello le da tres días para que enamore a su galán y así se convierta en humana, de lo contrario quedará sujeta a sus designios.

Por otra parte, la segunda película tiene como protagonista a Melody, la hija de Ariel, quien a diferencia de su madre se siente más apegada a sus orígenes marítimos, mientras que la tercera cinta se explica porqué Tritón odia a los humanos y la serie se ambienta antes de los acontecimientos de la primera película.

Una princesa un tanto polémica

Si bien «La sirenita» es uno de los clásicos más entrañables y estimados de la industria, hoy en día también se posiciona como uno de los títulos más polémicos.

En principio, las primeras versiones en VHS tenían algunos mensajitos subliminales, como por ejemplo la tan famosa carÁtula del casete que exhibía un miembro masculino y la reacción física del sacerdote cuando estaba casando a Eric con la falsa princesa. Desde luego que estos detalles fueron removidos para su adaptación en DVD.

Más allá de su contenido subliminal, Ariel también es cuestionada por promover la rebeldía en la audiencia más joven, ya que está dispuesta a dejar atrás sus raíces con tal de desposarse con un hombre al que acaba de conocer, sin prever siquiera si se trata o no de un hombre de bien.

Curiosidades

«La sirenita» también tiene una lista de curiosidades, como por ejemplo que tuvo 50 años de retraso, ya que Walt Disney planeó estrenar la película durante los años 30, para continuar el éxito de «Blancanieves y los siete enanos». Finalmente, la película se lanzó medio siglo más tarde a la gran pantalla, destacó el diario El Milenio en su portal.

Por otra parte, fue la única cinta cuyo estreno mundial se extendió por casi 800 días (más de dos años) entre la premier y su llegada a Japón el 30 de enero de 1991.

El filme implicó también el regreso de las princesas a las películas de Disney, quienes no figuraban en la gran pantalla desde la incursión de «La bella durmiente» en 1959.

Los creadores de Ariel se basaron en la actriz Alyssa Milano, quien en aquel tiempo no tenía la fama y éxito, y en el cabello de la astronauta Sally Ride para dibujar a la protagonista.

Hablando de inspiración, ¿sabías que el personaje de Úrsula estuvo basado en una Drag Queen llamada Divine? Sí, y esta persona fue famosa por sus papeles en «Hairspray» o «Pink Flamingos».

Finalmente, Ariel figura como uno de los personajes de apoyo «Kilala Princess», un manga escrito por Rika Tanaka e ilustrado por Nao Kodaka. Aquí seguimos las aventuras Kilala Reno, una estudiante japonesa que es ferviente admiradora de la industria Disney, sobre todo de sus princesas, por ello sueña con conquistar su propio final feliz, sin prever que eso la llevará a un peligroso camino.

No es una historia para niños

Como bien se mencionó anteriormente, «La sirenita» está basada en el cuento homónimo de Hans Christian Andersen y su argumento se aleja del típico final feliz, así que te recomendamos no seguir leyendo el artículo si no quieres arruinar tu infancia.

La historia parte de la misma primicia: una joven que se siente intrigada por el mundo humano, con la diferencia de que a los 15 años puede subir a la superficie para saciar su curiosidad. Más adelante se enamora de un humano, lo salva y lo lleva a una playa cercana, donde termina siendo auxiliado por otra muchacha.

Publicidad

Ya a partir de aquí la adaptación de Disney tiene un cambio radical, puesto a que la protagonista busca a la bruja por voluntad propia. Es aquí cuando le bruja le advierte que sentirá mil cuchillas cortando sus pies y le arranca la lengua como «pago» por sus servicios», además también sostiene que se convertirá en espuma de mar si no logra conquistar al príncipe.

Posteriormente, el príncipe se desposa con la otra muchacha de la playa al creer que es su salvadora y las hermanas de la protagonista le ofrecen una alternativa para salvarse, rociarse con la sangre del príncipe. Solo que «La sirenita» prefiere la muerte antes que hacerle daño a su amado.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad