Publicidad

La noche de Whitney Houston en Caracas

Foto: Cortesía Sony Music
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los años 90 fueron tiempos en que grandes artistas internacionales debían, aunque sea, pasar una noche en Caracas. Venezuela era parada obligada de giras de promoción, de presentaciones y hasta escalas para ir de un continente a otro. La vida que tuvo el espectáculo venezolano en ese tiempo aún está en la memoria de quienes lo vivieron. Así, como lo cuento.

Publicidad

Whitney Houston era una de esas estrellas que el público venezolano pensó que sería imposible ver algún día en vivo. Más aún cuando comenzó a correr el rumor de su visita, poco después de la cancelación del show de Michael Jackson. Pero ese cuento es para otro día.

Lo cierto es que no fue imposible. Ciertamente la estrella que sonó en todas partes con “I Will Always Love You“, el tema de la película “The Bodyguard”, llegó a Caracas una tarde de 1994. Vino con la pompa propia de una súper estrella. No podía quedarse sino en el hotel Caracas Hilton, el más importante, en ese momento, del país.

Big Show Productions, filial de Sonorodven que fue la empresa que la trajo, fue muy colaboradora siempre con la prensa. Pero, y eso no era negociable, nunca revelaban los vuelos y horarios en los que llegaban sus artistas. Sin embargo, dejaba colar datos aproximados para que la cosa no pasara tan inadvertida.

Whitney Houston por la tarde

Era jueves por la tarde cuando uno de esos “pitazos” hizo que muchos periodistas y fotógrafos se apostaran en el lobby del hotel a esperarla. Ya los encargados de la seguridad del hotel estaban acostumbrados a quiénes realmente iban a trabajar y a quiénes a farandulear. Pasó una hora, dos, tres. Y Whitney nada que aparecía.

Publicidad

De repente, una de las encargadas de Big Show caminó hacia los periodistas que aguardaban ya sin más chistes qué contar por la estrella. Y lo hacía sonreída. Miró y no le dio chance de saludar. La sonrisa no se le cerraba.

La pregunta comenzó a salir de boca de todos los presentes: “¿Y Whitney dónde está?”. Ella muy oronda dijo: “cómo que dónde está. Ya ha dado tres vueltas por el lobby. Allá va”. Y, efectivamente, allá iba; acompañada por una nana que llevaba en sus brazos a la entonces pequeña Bobby su única hija. Una noche pasó Whitney Houston en Caracas. Al día siguiente cantó en el Poliedro y al bajarse de la tarima se fue al aeropuerto. En el Hilton se preguntaron qué pasó con las plantas que había en la habitación. Así como lo cuento. Cuando fueron a limpiar, las encontraron todas roídas.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad