La fórmula

Está requetedicho que este año ha sido la locura en cuanto al número de conciertos que se han concretado en el país, después de un período en el que el polvo y las telarañas se apoderaron de los escenarios criollos.

En una reactivación tan salvaje del sector, que ha tenido al Poliedro de Caracas, la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño y la terraza del Ccct como principales locaciones y compartiendo cartel, en muchos casos, los mismos fines de semana; es lógico que algunos espectáculos triunfen en taquilla y otros fracasen en convocatoria.

Sin embargo, la aplicación de una fórmula relativamente novedosa está salvando las arcas de las empresas productoras. La zonificación por patrocinantes permite llegar al punto de equilibro e incluso generar ganancias, antes de conocer el número de entradas vendidas.

De allí que el regalo de boletos para dar vida a las salas -vieja práctica utilizada con el fin de evitar la desmotivación de los artistas y la proyección de una mala imagen de la compañía- resulte menos doloroso para los responsables de los shows.

Previo a la crisis, lo habitual era que las alianzas contemplaran la incorporación de logos en campañas y materiales de promoción, es decir: avisos de prensa, cuñas, pendones y pantallas led. Ahora, el público escoge Zona Advanta, Zona Bera, Zona Kaldi, etc., según los alcances de su presupuesto. La relación está definida por el monto que pagan los aliados, para tener una mejor ubicación.

Este modelo de negocio está salvando la patria a quienes han permitido el encuentro y reencuentro de artistas internacionales con los seguidores locales. Porque si algo destaca de este nuevo ciclo es que la oferta abarca distintos géneros musicales, con lo cual la atención se extiende a distintas generaciones. Entre la nostalgia y la moda, los anuncios despiertan interés.

También destaca la ausencia de talentos sajones. Hasta el momento, los conciertos han estado a cargo de artistas hispanoamericanos, a excepción del cuarteto italiano Il Divo. Hay quienes aseguran que el temor a las sanciones aplicadas por el gobierno de Estados Unidos ha impedido que se concreten las negociaciones con las grandes bandas, aunque, más allá del motivo, lo cierto es que no han pisado suelo venezolano.

Tal vez esa situación cambie en 2023. Ya han comenzado a surgir los posibles fichajes musicales para el próximo año. A priori, parece que la avalancha de visitas continuará, algo positivo para una industria como la del entretenimiento que contribuye a la buena salud mental, aunque algunas mentes prefieran enfocarse en el medio vaso vacío.

Deja un comentario

Lo último

Andrea Romero, Miss La Guaira, viene con todo

Tras la polémica relacionada con la elección del Miss Venezuela, develó proyectos

Jennifer Grey suelta prendas de la secuela de «Dirty Dancing»

La actriz protagonizó el taquillero filme de 1987 junto al fallecido Patrick Swayze

Oriana Pablos podría ser la nueva Miss Earth 2022

El martes 29 de noviembre, a las 6:00 am, Globovisión transmitirá en vivo la gala final

Antonio Banderas quiere que Tom Holland sea el nuevo Zorro

El actor español está abierto a una tercera película sobre el popular personaje

Wilmer Ramírez regresó a Venevisión con «Venga Quien Venga»

Inauguró Late Show con el cantante Lion Lázaro y el deportista Greivis Vásquez

Marjorie de Sousa posa con su hijo y desata ira de Julián Gil

La actriz venezolana también grabó una nueva canción navideña con Matías, de 5 años

Reencuentro de «Violetta» llega a Disney+

Los cantantes y actores Tini Stoessel, Jorge Blanco, Cande Molfese y Mechi Lambre participan

José Alberto «El canario» alista disco en el que participó Milanés

El álbum incluye puros boleros clásicos grabados a dúo con varios artistas

Especiales