Publicidad

Kim Kardashian dejó en la calle a Kanye West tras la separación

Kim Kardashian y Kanye West han acordado que la socialité se quede con la mansión familiar en la que vivían desde 2013. Foto: cortesía AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La socialité Kim Kardashian y el rapero Kanye West todavía tienen un largo trecho que recorrer para llegar a la meta: el divorcio. A pesar que ya han acordado la custodia compartida de sus hijos North, Saint, Chicago y Psalm, sus siete años de matrimonio implican extensas negociaciones previas a firmar los papeles de separación, pero lo que si quedó claro es que ella se queda con la mansión donde vivían desde 2013.

Publicidad

Tanto Kardashian como West han acordado que la dueña de KKW BEAUTY se quede la mansión familiar para evitar que sus cuatro consentidos abandonen la «única casa que han conocido» y donde probablemente vivieron momentos que siempre guardarán en sus memorias.

Se trata de un domicilio ubicado en Hidden Hills, California (Estados Unidos), valorado en 60 millones de dólares. Hasta el año 2017 sufrió distintas reformas, para terminar convertida en una especie de «monasterio belga futurista», de acuerdo con la descripción que ofreció el propio rapero a la revista Architectural Digest el año pasado.

Y mientras Kim disfruta de la comodidad de la enorme mansión, muchos se preguntan dónde vivirá Kanye, pues los caminos de los aún esposos empezaron a separarse.

Pues bien, lo que se sabe hasta ahora es que el intérprete «Fade» está atrincherado en su rancho en Wyoming, que ha sido su refugio los últimos meses.

Money, money, money

La Kardashian y West se convirtieron en una pareja poderosa y multifacética cuando oficializaron su compromiso en 2014. En aquel entonces la fortuna de cada uno ya rondaba los 118 millones de dólares, actualmente supera los 23 mil millones de billetes verdes.

Durante las 20 temporadas de «Keeping Up with the Kardashians», Kim cobró al menos medio millón de dólares por episodio, aunado a esto, profundizó lo que se ha convertido en un exitoso camino en el universo empresarial con el videojuego Kim Kardashian: Hollywood, de Glu Games, presentado un mes después de su boda con Kanye en 2014, así como su propia línea de maquillaje KKW y de ropa SKIMS que le han propinado enormes ganancias.

Publicidad

Forbes refleja que Kim Kardashian ocupa la posición 24 de las mujeres que se hicieron a sí mismas desde el año 2020 y su valor ya se encuentra por encima de los 780 millones de dólares.

Por su parte, Kanye West se ha forrado de dinero con sus zapatos Yeezy. Antes de la pandemia, la marca estaba valorada en casi 30 mil millones de dóalres con potencial para convertirse en una marca de cerca de 50 mil millones de dólares. Eso, según el Wall Street Journal, quien ha valorado Yeezy por encima de los 1.118 millones de dólares. Estos calzados han convertido en milmillonario a West.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad