Publicidad

Kevin Costner debutará como escritor en «National Parks»

Tiene varios proyectos en puerta. Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con un montón de sueños en mente y un sinfín de papeles y trabajos icónicos, el dos veces oscarizado Kevin Costner asegura en entrevista con EFE que ha construido su carrera con trabajos «emblemáticos» que expresan sus ideales.

Publicidad

«Todo lo que hago tiene que ser emblemático y congruente con lo que defiendo. No porque esté buscando un punto elevado donde colocarme, pero creo que la gente ha confiado en las cosas en las que he participado y quiero seguir retribuyéndoles con lo que hago», dice Costner.

Uno de sus éxitos más recientes es «Yellowstone», un wéstern moderno, en el que Costner da vida a un personaje complejo llamado John Dutton, un hombre determinante, dueño de uno de los ranchos más grandes de todo Estados Unidos, que defenderá sus tierras cueste lo que cueste.

«John Dutton para mí es un resumen de todas las cosas que he hecho», sentencia Costner de su actuación en esta serie. Su personaje navega entre el bien y el mal, pues a pesar de no ser un hombre de conflicto sus acciones y forma de proteger su territorio son contradictorias con sus «buenas intenciones».

«Me gusta ser leal con las personas con las que trabajo, creo que era importante para la serie que me quedara y por eso seguí. Tuve que ponerlo a consideración, hago eso con mi vida en general, cada año analizo qué quiero hacer, cuáles son mis responsabilidades y las mido conforme a los sueños que todavía tengo», dice Costner.

Costner debutará como escritor en «National Parks», una serie de seis episodios que tratará crímenes perpetrados en parques nacionales.

Salvador del wéstern

Aunque Costner es recordado por muchos gracias su participación en «The Bodyguard» (1992) junto a la diva Whitney Houston, también ha sido reconocido por «salvar» al wéstern con películas como «Dances With Wolves», su ópera prima que le valió los premios a mejor director y mejor película en los Premios Óscar en 1991.

Publicidad

Pero esta no es la única película en el género en la que Costner ha dejado huella -protagonizó en 1994 el filme «Wyatt Earp» y participó en 1985 en «Silverado», dirigido por Lawrence Kasdan. La razón por la que sigue apostando por este, pese a su «mala fama», es la complejidad humana que permite explorar.

«Creo que cuando están hechos de forma honesta pueden llegar a ser muy conmovedores. Tienen una trama muy dramática en donde se retratan las dificultades que atravesaba la gente para sobrevivir en lugares salvajes. El problema es que la mayoría de los wésterns están muy simplificados y por eso que la gente los rechaza», afirma.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad