Publicidad

Juan Carlos Da Silva será el primer venezolano en el Míster Global

Juan Carlos Da Silva
Fotos: María Isabel Batista
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El pasado 29 de septiembre Juan Carlos Da Silva (Míster Amazonas 2021) se hizo con el título de primer finalista y Míster Global en el concurso Caballero Venezuela. La gala tuvo lugar en el Teatro Principal de Caracas y fue transmitida, posteriormente, por Canal i. Se trataba de la segunda edición del certamen de belleza masculino producido por el diseñador de moda Raenrra.

Publicidad

Chevere.Life conversó con el modelo, en torno a la preparación que lleva adelante de cara al concurso internacional en el que se medirá el próximo año. Allí Da Silva también confesó algunos aspectos de su vida privada y de los proyectos que ejecuta fuera de la Organización Caballero Venezuela.

«La preparación ha sido ardua. Quiero dejar el nombre de Venezuela en alto en Tailandia. Primero porque soy el primer venezolano que participa, y segundo porque se lo debo al señor Raenrra que creyó en mí y me dio la oportunidad», dice el joven en la terraza de la casa del afamado diseñador ubicada en la Alta Florida, en Caracas.

«Aún no sabemos la fecha del viaje y dependerá de lo que establezca la organización de Mister Global en Tailandia», asegura. «En la competencia nacional buscaba demostrarle a la gente por qué era uno de los mejores del país. Ahora, mi objetivo es investigar a todos los competidores internacionales y a los últimos ganadores del concurso para concentrarme en estar por encima de ellos y dar con la estampa de lo que buscan. Todo es cuestión de estrategia».

La dinámica de un míster

Sin complicarse con la agenda, Juan Carlos Da Silva comentó que pasa más tiempo en el gimnasio y que ahora las clases de pasarela, oratoria e inglés son personalizadas. «Hago entrenamiento eficaz, no duro demasiadas horas en ello. Me estoy enfocando en ganar volumen para llegar más grande y definido. Actualmente peso 75 kilos y quisiera irme con 78. Mido 1 metro 81 centímetros».

Sin ponerse pegas o dificultades el joven considera que cuando se hace lo que a uno le gusta no existen trabas en el camino. «Tenía muchas ganas de hacer esto. Estoy feliz de vivir esta etapa en mi vida».

En torno a sus compañeros y la dinámica que hay hoy en el grupo de ganadores es que no existe la competencia. «Todos nos apoyamos. Ya no es como en el concurso nacional en el que éramos competencia. Hay amistad, fraternidad y hermandad. Nos decimos dónde podemos fallar y mejorar. Solemos sentarnos a hablar todos incluso de estrategias, qué debemos entrenar, qué comidas podemos hacer y hasta practicamos el inglés».

Lejos del ojo público

Da Silva es nutricionista y en paralelo busca hacer un diplomado en nutrición deportiva y entrenamiento personal. «Es el área en la que me quiero enfocar, además de las competencias de alto rendimiento en fisicoculturismo. De hecho allí ya competí una vez y esa es mi otra vida. Soy nutricionista, entrenador y preparador».

Publicidad

A Caballero Venezuela entró para proyectarse internacionalmente. «Quiero proyectarme como artista integral, dentro y fuera de Venezuela. Por eso me obligo con el inglés que se ha vuelto una rutina diaria. Incluso la actuación».

Para Da Silva, el mayor aprendizaje que logró de la mano del diseñador Ranerra fue la paz. «A pesar de los altos niveles de estrés del medio él es una persona muy serena y eso es lo que me llevo de él».

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad