Publicidad

Josemith Bermúdez continúa en la batalla por su vida

JOSEMITH
Foto: IG @josemithbermudez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La presentadora venezolana Josemith Bermúdez se sinceró sobre su estado de salud con la periodista Shirley Varnagy, a quien le confirmó que regresó a las sesiones de quimioterapia porque de lo contrario perdería la vida.

Publicidad

La ex conductora del programa «La bomba» señaló que actualmente ha presentado vómitos y tiene inflamado el sistema digestivo, lo que le ha dificultado alimentarse bien. Recordemos que la animadora padece un cáncer de ovario desde hace algunos años y que debido a la propagación del mismo presenta metástasis.

Ante el difícil momento de salud por el que atraviesa la criolla, algo que ella reconoce y acepta, sorprende al revelar que en algún momento pensó en dejar de luchar por su vida porque, a su juicio, el cuerpo también se cansa de los dolores.

«Uno se agota del dolor, de la fatiga. Es un estado donde no quieres estar. Es un momento donde necesitas salir de eso porque tu espíritu, tu mente, se agota. Y, bueno, yo creo que si te entregas y dices: ‘bueno ya, lo que Dios quiera, si me tengo que ir pues me voy'», destacó con un tono de resignación.

Su mayor miedo

Más adelante en la entrevista, Josemith acotó que el mayor miedo que ha enfrentado durante las tres recaídas que ha presentado es el de morirse en su casa con la única compañía de su hijo de 11 años, Juan Cristóbal.

«Mamita tú eres fuerte, respira», eran las palabras de aliento de su pequeño durante las noches en la que se tenía que levantar en medio de dolor para ir al baño.

Publicidad

Ante la situación injusta, como ella lo define, para su hijo, decidió llamar al padre de Cristóbal, quien se encuentra radicado en México, para que se lo llevara. Debido a eso, el pequeño se encuentra acutalmente en el país azteca.

Destacó que, a pesar de que en algún momento pensó en dejar de luchar, quiere continuar viviendo por y para su hijo, quien todos los días le realiza una llamada para saber cómo está. Su mayor deseo es seguir en este plano terrenal porque aún le «falta enseñarle muchas cosas a su pequeño».

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad