Publicidad

Jennette McCurdy destacó sus malas experiencias en Nickelodeon

Jennette McCurdy
Foto: IG @jennettemccurdy

La exestrella de Nickelodeon Jennette McCurdy se refirió a un hecho lamentable que tuvo lugar mientras protagonizaba «Sam and Cat», junto a Ariana Grande.

Publicidad

La artista abordó el asunto en las líneas de su libro de memorias «I’m Glad My Mom Died», cuyo lanzamiento tendrá lugar el próximo martes 9 de agosto. El portal Just Jared reseñó la información.

De esta manera, la también protagonista de «iCarly» dio a conocer que mientras compartió créditos con la cantante en la serie juvenil no le permitían perseguir otras oportunidades como actriz, mientras que la cantante de «Problem» sí podía hacerlo.

«Lo que finalmente me quebró fue cuando Ariana entró alardeando de que había pasado la noche anterior en una reunión en casa de Tom Hanks; para mí fue la gota que rebasó el vaso», señaló.

Por otra parte, aunque no especificó si la intérprete de «7 Rings» había conseguido algún papel en algún otro formato audiovisual, muy probablemente se refería a que su coestrella tuvo la oportunidad de hacer relaciones públicas con un actor de la talla de Hanks, así como con otros peces gordos de Hollywood, lo cual podría abrirle muchas puertas.

Toda una sobreviviente

A su vez, Jennette McCurdy dijo que le ofrecieron la cifra de 300 mil dólares para no hablar públicamente sobre su paso por los programas de Nickelodeon. Al mismo tiempo aclaró que no aceptó la oferta.

Publicidad

En su escrito, la artista de 30 años de edad también relata con detalle la caótica relación entre ella y su madre, quien murió en 2013 de cáncer. En diversas oportunidades ha dicho que su progenitora la obligó a actuar desde temprana edad, ya que servía como sostén de hogar. Asimismo, incluyó un correo electrónico donde su mamá la llamó «monstruo feo» y «zorra».

«Tanto mi infancia como adolescencia fueron muy explotadas, las secuelas de ello aún están palpables en mi sistema nervioso.  Hubo casos en los que las personas tenían las mejores intenciones y tal vez no sabían lo que estaban haciendo. Y también casos en los que si».

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad