Inclusión, activismo Lgbti y otras razones para ver «Pose» en Netflix 

En 2018, Ryan Murphy estrenó una de las series más icónicas y sensibles de la historia, “Pose”. No solo porque la trama es protagonizada por cinco chicas transexuales de color, sino que además toca punto álgidos como el racismo, transfobia, homofobia e incluso los prejuicios contra el VIH. 

La serie que se encuentra disponible en Netflix cuenta con tres temporadas, que muestra la marginación como punto de partida en la trama y la recrea en una ciudad tan agitada como lo es Nueva York.

Su productor, el empresario Ryan Murofhy, se une al talentoso Steven Canals, guionista de «Pose», para darle vida a una historia que se convirtió en un mensaje contundente contra los prejuicios. 

Sí, contra los prejuicios. Porque no solamente deja una reflexión que va direccionado a combatir el odio y las fobias a una condición sexual. También recrea la época dorada del Ballroom y su universo de música, glamour y decadencia, haciendo hincapié en el transformismo como moda y arte al mismo tiempo.

«Tenía claro que quería huir de todo eso que fuera echar el sermón o mostrar un panorama triste y desolador», recalca Ryan Murphy. Sin embargo, la serie arranca cuando uno de sus principales personajes recibe el diagnóstico de que es portador del VIH. «Si algo nos une en esta comunidad es saber que hasta en los momentos más oscuros encontramos la felicidad», agregó.

Su éxito fue tan rotundo que Vanity Fair la describió como una serie «atrevida y necesaria». Por su parte, Rolling Stone la catalogó entre lo mejor que se podía ver en la televisión durante el 2018. 

Mientras que Entertainment Weekly afirmó que una de las claves es que su reparto está integrado principalmente por transexuales, algo que hace historia. «El mensaje de inclusión nunca se entromete con la misión de contar algo cercano que encanta a la reina que hay en todos nosotros». 

El reparto está conformado por actrices transexuales que le dan vida y color a la trama. Entre ellas se encuentra MJ Rodríguez (Blanca Rodríguez), Dominique Jackson (Elektra), India Moore (Ángel), Kate Mara (Patty), Angélica Rosa (Candy) y Hailie Sahar (Lulú).

La inspiración nace también en las protestas de Nueva York que surgieron en la época y que, asimismo, lideró la activista Marsha Jonhson, una transexual de color que también era portadora de VIH.

Deja un comentario

Lo último

Así se ven Ryan Reynolds y Will Ferrell en «Spirited»

La novela clásica de Charles Dickens, "Spirited", volverá con un remake que protagonizará Ryan Reynolds y Will Ferrery en...

Emily Blunt reveló el peor momento del rodaje de serie «The English»

La ficción limitada debutará el 11 de noviembre en la plataforma Amazon Prime Video

Charlize Theron no tiene media naranja desde hace 5 años

La actriz no descarta tener una relación, pero el afortunado debe tener mucho calibre

El futuro James Bond trabajará al servicio del rey Carlos III

Es la primera vez que el agente trabajará con un monarca que no sea la reina Isabell II

Carlos Romero “El Potrillo”: “Regresé para quedarme”

El cantante tachirense lanzó un dúo junto a Luis Silva

Aran One y La Melodía Perfecta fusionan talentos en «Ke nivel»

El videoclip oficial se grabó en Caracas bajo las órdenes de Alfredo "Shaka"

Nubarrones

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

«Los Supersónicos» se adelantaron al futuro

La serie de Hanna-Barbera cumple seis décadas

Especiales