Publicidad

«In Utero», la guinda del pastel en la carrera de Nirvana

In Utero
Foto: Cortesía nirvana.com
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Hace 28 años el afamado grupo estadounidense Nirvana lanzó su tercer y último álbum de estudio, titulado «In Utero» (En el útero) que, a diferencia de su hermana mayor «Nevermind», no generó tantas ganancias en el mercado, pero si logró marcar la primera posición de la lista Billboard 200.

Publicidad

En este sentido, el álbum fue liberado por DGC Records tal día como hoy, 21 de septiembre, pero del año 1993. Por otra parte, vale resaltar que Nirvana pretendía que esta grabación sonara diferente a «Nevermind», uno de los discos que los catapultó al éxito, con el fin de lograr una sonoridad mucho más natural y áspera.

Posteriormente, la música se grabó rápidamente con pocos trucos de estudio, mientras que las letras de las canciones y la presentación del álbum incorporaban imágenes médicas que transmitían los puntos de vista del líder Kurt Cobain sobre su vida personal, su reciente paternidad y la gloriosa fama de su banda.

Curiosidades

«In Utero» logró superar la receptividad de «Bleach» al recaudar 15 millones de dólares, pero no logró replicar el éxito de «Nevermind», cuyas ganancias totalizaron los 35 millones de dólares.

Vale señalar que este tercer álbum está conformado por 12 temas, entre ellos destacan «Serve The Servants», «Scentless Apprentice», «Heart Shaped Box», «Rape Me», «Frances Farmer Will Have Her Revenge On Seattle» y «Dumb».

Cuando el álbum arribó a su vigésimo aniversario en el 2013, DGC Récords reeditó su contenido, que incluye dos versiones remasterizadas y remezcladas del disco original, pistas adicionales, el concierto Live & Loud que la banda brindó en diciembre de 1993, las caras B originales del álbum, entre otras sorpresas.

Imprimiendo el alma de su autor

Por otra parte, “Teenage angst has paid off well/ now I’m bored and old” (la angustia adolescente ha dado sus frutos / ahora soy viejo y estoy aburrido), la primera línea del primer tema de «In Utero», expresa el sentir de Kurt Cobain con respecto a sus consideraciones personales y otras experiencias dolorosas que lo inspiraron a emprender este proyecto, según apuntó el portal de Indie Rocks.

El disco encierra desde fascinaciones literarias con «El perfume» de Patrick Süskind, inspiración del tema “Scentless Aprentice”, hasta la influencia del novelista, artista visual, ensayista y crítico social estadounidense William Burroughs; de hecho, Kurt quería que el escritor apareciera crucificado en el video de “Heart-Shaped Box”.

Publicidad

En este sentido, se pueden percibir referencias sobre enfermedades y obsesiones como el cáncer, que poco tienden a ser abordadas en otras producciones musicales.

El cantautor ofrecía en este material su lírica más directa, sus pesares más siniestros y sus recuerdos más difíciles como la separación de sus padres.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad