Publicidad

Hecho en casa

Ignacio salvatierra
Foto: Cortesía Ignacio Salvatierra
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El primer impulso, generado por los prejuicios, puede llevar a suponer que se trata de un canto panfletario. Sin embargo, “Venezolanidad”, título de la creación musical de Ignacio Salvatierra, es una maravillosa sorpresa que rasguña el corazón de los nacidos en el terruño de Bolívar y que merece más de una línea en medio de tantas noticias que golpean el alma.

Publicidad

El cuento es que el músico caraqueño se alió con las musas para crear un tema que retrata el país, desde su mejor ángulo. De admirar la forma en que en algo más de seis minutos logró un recorrido por las riquezas naturales, gastronómicas, folclóricas y culturales de cada región, sin ignorar a los personajes más relevantes de la historia nacional ni los símbolos patrios.

Y para darle forma unió su talento al de otro cuarto bate: el bolivarense Cheo Hurtado. El dúo de productores seleccionó los vozarrones de Francisco Pacheco, simbólico cantante de Un Solo Pueblo; y Betsayda Machado, líder barloventeña de Parranda El Clavo; para llevar el peso de la interpretación en la que también intervinieron los vocalistas de Gaiteros del Pozón, Luis Alfonso Aguirre y José Leonardo Linares. En los coros participaron María Angélica Porras y Miguel Istúriz.

Para darle más fuerza aún a la composición, los músicos invitados se pasearonn por los acordes del polo, el vals, el pasaje, el ritmo orquídea, el merengue caraqueño, la gaita, el calipso y la parranda, con lo cual la fotografía adquiere una emotividad especial.

Publicidad

Aunque, a veces, las enumeraciones resultan fatigosas, es de justicia citar a quienes hicieron posible este regalo: los pianistas Pedro López y Alejandro Ávila; los bajistas Adolfito Ochoa, Eddy Díaz y Giovanny Ramírez; los percusionistas Ricardo Pelón Aguirre, Jorge Istúriz, Nené Quintero y Rolando Canónico; los trompetistas José Cheo Rodríguez y Darwin Manci; los trombonistas José Rada y Jhonal Rivero; y los saxofonistas Rodolfo Reyes y Frank Haslam; quienes siguieron los arreglos de Jesús Marino Gómez, Edgar Felibertt y Yovani Mayora.

Salvatierra y Hurtado estuvieron involucrados en todo el proceso que terminó en la grabación en Estudios Velvet, a cargo del ingeniero de sonido Edgar Espinoza. “Venezolanidad” está destinada a alojarse en el sentimiento de los connacionales, porque a su carga nostálgica -que la tiene para quienes han decidido emigrar- se suma la reconciliación con el gentilicio, a través de todo lo hermoso que da forma a la nación ubicada al norte de América del Sur. Solo hay que invertir algunos minutos en un viaje rítmico que antepone lo sublime a las tribulaciones. Y entregarse al disfrute.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad