Haydée Balza: No me he retirado de la actuación

Haydée Balza se convirtió desde muy joven en una actriz rebelde, rompedora. Fue de las primeras en salir desnuda sobre las tablas y en el cine. Cantó, bailó, hizo televisión y, en algún momento, fue considerada un símbolo sexy del medio artístico venezolano.

Sin embargo, desde hace 16 años está alejada de las cámaras. Su último papel fue en la telenovela «Ciudad Bendita», de Leonardo Padrón, donde fue, en la historia, el segundo frente de Carlos Montilla.

Ahora, su trabajo volvió a la palestra gracias al documental «Un país llamado El pez que fuma», que se estrenó recientemente como homenaje al cumpleaños número 91 de su realizador, Román Chalbaud.

Se trata de una recreación de lo que fue la icónica película del cine venezolano con entrevistas, no solo a su creador sino a los actores principales del elenco, entre quienes destaca Balza. En la trama, ella tenía una historia de amor con Orlando Urdaneta, quien tenía, a su vez, la propia con la regente del popular night club.

—¿Mucha gente se pregunta qué hace que no la han vuelto a ver actuando?

—Me dediqué a ejercer mi segunda profesión: psicoterapeuta. Estoy tranquila haciendo otra cosa que no tiene que ver con el medio, pero que igual me gusta y me llena.

—¿Le hace falta la actuación, sea en la TV o en cine?

—Sí me hace falta. Todos, quienes somos profesionales, de algo nos hace falta eso que hacíamos. Pero quiero aclarar que no me he retirado de la actuación. No me retiraré nunca. Hasta el momento en que  yo resucite y nazca de nuevo, como nos promete el señor Jesucristo, voy a ser actriz.

—¿Qué significó para usted revivir «El pez que fuma»?

—El director del documental (Alejandro Picó) se conectó conmigo hace diez años. Desde entonces estoy en conocimiento del proyecto. Le era difícil pero lo logró porque fue un gran acierto. Me alegro, más que por mí, por él. Porque sé la constancia que tuvo para hacerlo, a pesar de los obstáculos.

Aunque yo no estaba en el comienzo de mi carrera porque venía de hacer cine con Abigaíl Rojas, en «Cuando quiero llorar no lloro», «El pez que fuma» fue importante porque fue mi primera protagonización.

—¿Cómo fue reencontrarse con Román Chalbaud después de años sin verse?

—Román es un gran director y un ícono para nosotros. Además es una grata persona.

«El pez que fuma» fue el comienzo de mi carrera en el cine. Y cuando me abrazo con él siempre es una gran experiencia. Hablar con la gente que ha crecido en la carrera es muy grato. Eso es lo que siento cuando me reencuentro con alguien.

—¿Cuando ve hacia atrás, piensa que hubiera podido hacer algo distinto? Los desnudos en ese momento eran muy criticados, por ejemplo.

—No cambiaría nada. Además, siempre fui atrevida y, por eso, llegué lejos. No tuve problemas en desnudarme nunca. Ni ahora. 

Deja un comentario

Lo último

¿Belinda en una nueva relación con un magnate? Esto dice la cantante

La cantante habló sobre su situación amorosa

Valentina Sánchez pidió disculpas por comentarios contra miss colombiana

La presentadora de televisión emitió su opinión en plena transmisión en vivo

«El señor de los cielos» revive con «nuevas historias e intrigas»

El personaje de Rafael Amaya volverá respirar, porque "hierba mala nunca muere"

¡Qué fuerte! Kanye West dijo que Hitler fue «un tipo genial»

El rapero volvió a hacer comentarios antisemitas y negó el Holocausto

¡Entérate! Todo está listo para el Cúsica Fest en la USB

Bomba Estéreo forma parte del cartel de artistas

El estado Lara se quedó con el título de Míster Universo Venezuela

La gala dio oportunidad para hacer importantes anuncios sobre la organización de belleza

Festejamos el cumpleaños número 34 de Zoe Kravitz, la última «Gatúbela»

La actriz celebra este 1 de diciembre un año más de vida

Cynthia Erivo será una mujer moralmente cuestionable en «Raising Wild»

Renée Zellweger servirá como productora ejecutiva del proyecto

Especiales