Publicidad

Hace 40 años, Pilín quebró el maleficio

Pilín León
Foto: IG @pilinleon1981
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Venezuela debutó en el certamen Miss Mundo de la mejor manera: ganando. En aquella quinta edición, realizada el 20 de octubre de 1955, en el Lyceum Theatre de la capital británica, los votos favorecieron a Susana Duijm, quien recibió los mejores halagos de rutilantes estrellas como Gloria Swanson y Anita Ekberg, integrantes del jurado.

Publicidad

El triunfo, primero también para una candidata latinoamericana, fue una explosión de alegría nacional en medio de la oscurana producida por la dictadura perezjimenista.

Sin embargo, debieron transcurrir 25 años para que otra compatriota lograra ceñirse la corona del concurso inglés. El 12 de noviembre de 1981, el nombre de Pilín León pasó a integrar la lista de las reinas eternas, meses después de que su excompañera de andanzas sobre las pasarelas, Irene Saéz, siguiera los pasos de Maritza Sayalero en Miss Universo.

Ya en plena democracia, las embajadoras de la belleza se convirtieron en fuente permanente de celebración patria.

Nuevo ciclo

Igual que ocurrió en el Hotel Macuto Sheraton durante la elección de Miss Venezuela, Pilín León desfiló en el Royal Albert Hall de Londres, con 40 grados de fiebre. También repitió el icónico vestido verde con polizón diseñado por Piera Ferrari y el look con pollina creado por Nora Duarte. El título como Reina de las Américas antecedió el resultado que trasladó su imagen hasta las portadas de todos los periódicos venezolanos, antes de su recibimiento en la Base Aérea Libertador.

La joven aragüeña, de apenas 18 años, rompió así un período de sequía durante el cual las mejores participaciones habían sido de Marzia Piazza y María Conchita Alonso como cuarta y sexta finalistas, en las ediciones correspondientes a 1969 y 1975. El grupo lo completan, como semifinalistas: Bethsabé Franco en 1962, Mercedes Hernández en 1964, Ana María Padrón en 1971, María Genoveva Rivero en 1976, Patricia Toffoli en 1978 e Hilda Abrahamz en 1980.

El triunfo de Pilín llevó al chef criollo Carlos la Cruz a dedicarle la arepa reina ahumada, inspirado en la reina pepiada creada en honor a Susana Duijm. Más tarde, conservando la base de pollo y aguacate, presentó la reina dorada para Astrid Carolina Herrera, la reina amada para Ninibeth Leal, la reina cuajada para Jacqueline Aguilera y la reina coronada para Ivian Sarcos.

Además, los títulos alcanzados por Sáez y León en 1981 convirtieron a Venezuela en el tercer país en lograr las coronas de los dos concursos más importantes (Miss Universo y Miss Mundo) el mismo año. Antes ocurrió con Francia en 1953 y Australia en 1974; y después con India en 1994 y 2000.

Ficha

Carmen Josefina León Crespo, Pilín, nació el 19 de mayo de 1963, en Maracay. Portó la banda de su estado natal en Miss Venezuela 1981, figurando como primera finalista, para orgullo de sus padres Freddy y Cachy, y de su hermano “El gordo”.

Publicidad

Su formación básica fue en el Colegio Agustín Codazzi. Cursó Ingeniería de Computación y Estudios Internacionales, pero no llegó a lucir toga y birrete. Desde 1985 está casada con el ingeniero Teodoro Ramón Pérez Farías, con quien tiene tres hijos: Andrés Ricardo, Andrés Ignacio y Andrés Alfredo. Es abuela de Paula Isabel.

En 2009, fijó residencia en Puerta de Oro, donde preside la Asociación de Venezolanos en Barranquilla.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad