Publicidad

Estar con él era como estar en una secta: ex de Marilyn Manson lo denuncia

Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ashley Morgan Smithline, expareja del cantante de rock Marilyn Manson, rompió nueve años de silencio y decidió denunciarlo por violencia.

Publicidad

La mujer, de 36 años de edad, y Brian Warner, verdadero nombre del intérprete de «mOBSCENE» tuvieron una relación, entre 2012 y 2012. «Me atrajo con esa inteligencia infinita», recordó la denunciante, quien agregó que Marilyn la agredió por primera vez con un azote en la espalda mientras estaba acostada en la cama.

Asimismo, relató que una mañana se despertó con los brazos amarrados. «Me decía: ‘No puedes violar a alguien de quien estás enamorado'», rememoró la fémina que tilda de «monstruo» a quien fuera su pareja durante dos años.. Palabras que la marcaron y la respaldan cuando se refiere a él como un «monstruo».

Morgan también sostuvo que «hay una diferencia entre despertarse con alguien teniendo sexo contigo amablemente por la mañana y despertarse atado con alguien teniendo sexo con tu cuerpo inconsciente, estando atada y gritando y no disfrutándolo, y él riéndose sádicamente, o amordazando tu boca o algo así”.

Según afirmó, tener una relación con el polémico artista es como «estar en una secta», porque «me lavó el cerebro, me hizo sentir repugnante».

Al mismo tiempo, afirmó que recibió constantes mordiscos y que, incluso, la cortó con un cuchillo que tenía grabada una esvástica.

«No soy una víctima, soy una superviviente. Quiero que las personas sepan quién es, y vale la pena si no vuelve a lastimar a una mujer más», remató.

Marilyn responde

El portavoz de Manson le hizo frente a los señalamientos y, por medio de un comunicado, dijo que «las acusaciones son totalmente falsas».

«Hay tantas falsedades dentro de sus afirmaciones que no sabríamos por dónde empezar a responderlas (…) Esta relación, en la limitada medida en que fue una relación, no duró ni una semana», observó.

Publicidad

La queja de Ashley se suma a las de Esmé Bianco, de «Game of Thrones», Evan Rachel Wood y otras 13 mujeres, quienes acusaron al polémico cantante de haberlas sometido a tratos crueles, manipulación, abuso sexual y físico.

«Se acabó el vivir con miedo a las represalias, las calumnias o el chantaje. Estoy aquí para desenmascarar a este hombre peligroso y denunciar a las numerosas industrias que lo han permitido, antes de que arruine más vidas», expresó Evan meses atrás.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad