Guillermo del Toro: «Pinocho es el viaje de mi vida»

El cineasta mexicano Guillermo del Toro asegura que la adaptación que hizo de «Pinocho», del clásico de Carlo Collodi, es el viaje de su vida. Quince años es la inversión que hizo en el proceso creativo de la historia del niño mentiroso al que le crece la nariz y a la que le puso un poco de su experiencia como padre y como hijo.

«Es un viaje, el viaje de mi vida. Hace 15 años comenzamos con ‘Pinocho’, y hace unos 10 me hice la promesa de comenzar a concentrarme más en la animación, porque la animación es cine, la animación es arte; no es un género, ni es solo para niños, puede abordar historias profundas y conmovedoras», explicó el director de «La forma del agua» en una conferencia virtual que reseñó Milenio.

«Empecé un largo viaje en DreamWorks, codirigí y produje ‘Trollhunters’ y todo el Universo de ‘Arcadia’ y ‘Rise of the Guardians’. Han sido 10 años de entrenamiento intensivo para entrar en esto: iniciamos un taller en Guadalajara de stop motion, entregamos las dos becas; así que esto no es solo un capricho, ha sido un viaje para llegar hasta aquí», agregó sobre la cinta que llegará el 9 de diciembre en cines selectos y Netflix.

Y sí, la obra de Collodi se verá reflejada en esta nueva apuesta de Guillermo del Toro, pero también tomó un camino que llevará al espectador a reflexionar sobre la fragilidad de la vida y aquello que nos hace humanos.

«Hace cinco años perdí a mi padre y eso se reflejó en la profundidad de esta película, en la importancia de cuán breve e importante es la vida. Soy padre y soy hijo; tengo una gran experiencia en ambos campos y sé lo desgarrador que es esta idea, por eso quería presentar la figura paterna», explicó el azteca.

Moreleja

La intención de Del Toro es que el público aprenda de su historia. «Todos aman a Geppetto porque hace lo que todos quieren y cuando su hijo se reencarna en Pinocho, no puede verlo; lo que he aprendido como padre y como hijo es que el mayor tesoro para un hijo o un padre es ser visto por el otro. Es tan elocuente y conmovedor».

Continuó al resaltar que Geppetto aprende a amar a Pinocho por lo que es, un elemento tan puro que cambia la alquimia de todos a su alrededor, para bien o para mal, irrita a las figuras de autoridad y se gana el corazón de su padre cuando reconoce su esencia. «Así que esas son cosas que eran importantes para mí», sostuvo.

Esta versión del títere de madera que se convierte en un niño de carne y hueso tiene, además del mensaje sobre la familia, un contexto bélico y la llegada de Mussolini al poder, por lo que «este concepto es realmente diferente, muy letal, de control, creo eso que tiene una profundidad y una resonancia que serán muy propias y conmovedoras», explicó Guillermo del Toro.

Frankenstein

La historia que popularizó Disney no fue la única que influyó en la infancia del realizador mexicano, pues Frankenstein también definió sus primeros años.

Tal como pasa con Pinocho, el monstruo relata cómo un médico ensambla un cuerpo con miembros de cadáveres, al que le da vida.

«Esta idea de que te lanzan a un mundo que apenas entiendes y al cual tratas de darle sentido a medida que creces me impactó. Y son historias sobre padre e hijo o son historias que tratan de ese vínculo y esa sombra. Son personajes que, en la historia de la narración humana, son universales, lo mismo que Tarzán y Sherlock Holmes», recalcó Guillermo.

Y precisamente desde la sombra se contará este proyecto que lleva 15 de las primaveras del también escritor, quien considera que «la mayoría de las demás historias de Pinocho son sobre la obediencia, esta se trata de la desobediencia, la desobediencia es un factor primordial para convertirse en humano».

«Convertirse en humano no significa cambiarse a sí mismo, sino comprender, el primer paso hacia la conciencia y el alma es la desobediencia. Es la diferencia entre ideas e ideología, una idea la construyes a partir de la experiencia, la compasión y la comprensión, y una ideología es algo que te dicen que obedezcas ciegamente».

Stop motion con talento mundial

De acuerdo con Milenio, «Pinocho» es un musical animado en stop motion que se realizó con el talento de personas de Estados Unidos, Inglaterra y México. «Hubo muchos desafíos e imprevistos más allá de solo hacer los títeres; trabajamos durante una pandemia, la idea siempre fue escuchar», detalló Georgina Hayns, supervisora creativa de marionetas.

Asimismo, vale la pena mencionar que la versión en inglés de «Pinocho» cuenta con las voces de Ewan McGregor, Cate Blanchett, Tilda Swinton, Gregory Mann, Christoph Waltz, David Bradley, Ron Perlman, Tim Blake Nelson, Finn Wolfhard, Burn Gorman y John Turturro. La música corre por cuenta de Alexandre Desplat, quien colaboró con Del Toro en «La forma del agua», cinta con la que ganó el Óscar por la banda sonora.

Deja un comentario

Lo último

Blackpink se une a Oreo para crear galletas negras y rosas

El grupo de K-pop surcoreano fue nombrado Artista del Año 2022 por la revista Time

Robert Downey Jr. recordó sus inicios en las drogas junto a su padre

El conocido actor contará esto y más en un nuevo documental

Miss Universo: Ni Steven Harvey ni Fox formarán parte de la nueva era

El certamen será transmitido a través de una plataforma streaming

Comediante le responde a Gloria Trevi con sarcástico mensaje por demanda

La cantante demandará a un youtuber por bromear con su pasado

Piqué le habría puesto los cuernos a Shakira más de 50 veces 

El exfutbolista le fue infiel muchas veces antes del escándalo con Clara Chía

Segunda temporada de «Los anillos del poder» viene con caras nuevas

Habrá más acción en la continuación de esta historia de Amazon Prime Video

Taylor Kitsch se viste de vaquero en «American Primeval»

La miniserie de Netflix contará con seis episodios en esta primera temporada

Gaby Spanic le ganó una al periodista Gustavo Adolfo Infante

El comunicador no podrá nunca más hablar en los medios de la actriz venezolana

Especiales