Publicidad

Gabriela Isler confiesa cómo ha asumido los cambios del embarazo

Foto: Instagram @gabrielaisler
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Gabriela Isler, Miss Universo 2013, se encuentra actualmente en la dulce espera de su primer hijo, una etapa que ya ha cambiado su vida, pero que la tiene muy feliz.

Publicidad

Desde que anunció de su embarazo, la exreina de belleza ha compartido el desarrollo del mismo con sus seguidores de Instagram. Esta vez, aprovechó esta red social para hablar sobre los cambios en su cuerpo y alimentación durante este periodo, y cómo los ha asumido.

“Esta vez, creo que por primera vez en mi vida, no estoy contando mis kilos o libras de más… Vamos por el sexto mes de embarazo y mi cuerpo sigue creciendo. Unas partes crecen más rápido que otras, por lo que estoy dándole la bienvenida a las nuevas estrías que hoy lo adornan”, comentó en una reciente publicación.

“Aunque intento mantener una alimentación sana, me fui de viaje y boom: kilos de más. Pero qué rico no sentir presión por mi físico o por satisfacer estereotipos establecidos por otros”, destacó la exreina de belleza de 33 años.

Sobre los famosos antojos, reveló que estos no han representado un problema para ella. “Les cuento que no me han dado casi… Sigo fiel a las comidas que me gustan y la verdad, no le he agarrado mente a ninguna, ni por su olor o sabor. Lo que sí es cierto es que he querido comer más cositas saladas a pesar de ser una dulcera forever”, escribió.

Un momento intenso

La actual directora de Comunicaciones y Formación del Comité Ejecutivo del Miss Venezuela aprovechó su post para destacar que no tiene sentido obsesionarse por los kilos de más durante un momento tan trascendental.

“Solo quería compartir con otras mamás y las que tienen ese sueño a futuro que no hay momento más bonito en la vida que el crear vida. Ver como tu cuerpo se prepara para recibir a esa personita, cómo milagrosamente todo tu cuerpo trabaja para generar bienestar para ese ser dentro de ti”, manifestó Gabriela Isler.

Publicidad

“No importan los kilitos de más (siempre es bueno cuidarse, comer saludable y procurar moverse), pero lo que naturalmente sumará nuevas estrías, números en la balanza o nuevas tallas de pantalón o de sostén… Solo se traduce en felicidad”, expresó.

Y añadió para cerrar su comentario: “¡Disfruten ese momento a intensidad! Consiéntase y déjense consentir”.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad