Publicidad

Enrique Guzmán no se la perdona a su nieta y lleva el caso a Estados Unidos

Enrique Guzmán
Foto: Twitter @enriqueguzman
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por lo visto, la relación entre Enrique Guzmán y su nieta Frida Sofía sigue tan tensa como las cuerdas de un violín, puesto a que el intérprete de «Adiós mundo cruel» tiene previsto llevar su demanda hasta los Estados Unidos.

Publicidad

Vale recordar que la cantante y también empresaria vive en suelo norteamericano desde hace varios años, por lo que su abuelo está dispuesto a terminar con la polémica que ella empezó hace algunos meses, cuando la joven lo acusó de tocarla de inapropiadamente cuando era niña.

Asimismo, el artista de 78 años de edad adelantó que tiene el visto bueno de su hija Alejandra Guzmán para demandar a su nieta.

«Tengo luz verde para proceder contra la niña. Porque es muy difícil, como están las cosas, que cualquier señora o mujer sale y ahora todo el mundo dice ‘ah, a mí también, yo también fui, a mi también me hicieron’, y se agarran de un montón de cosas que a la mejor son ciertas para algunas personas. En mi caso, no es cierto», declaró en una entrevista que concedió al programa de espectáculos «Ventaneando».

¿Habrá reconciliaciones a futuro?

El patriarca Guzmán agregó que Frida Sofía no tiene cómo demostrar o sostener las denuncias que emitió hace algunos meses. «Y como Frida Sofía no tiene cómo comprobarlo, entonces hay que proceder contra ella en Estados Unidos. Ya puedo, con el permiso de Alejandra, ya puedo proceder contra ella. El problema es que a ella se le va a voltear el asunto porque lo voy a hacer en Estados Unidos», agregó.

Hasta el momento, no especificó cuáles son los cargos por los que buscaría que fuera declarada culpable su nieta, a quien ha señalado de tener problemas mentales y de conducta.

Enrique Guzmán reconoció que por ser su nieta no quiere proceder con la denuncia, pero se ve obligado a hacerlo ante lo que considera señalamientos «equivocados» por parte de ella.

Vale recordar que la hija de Alejandra Guzmán lo demandó por abuso sexual, corrupción de menores y violencia familiar. En los últimos dos delitos también incluyó a su madre.

Publicidad

«Desgraciadamente sigue siendo mi nieta. (Que lo sea) me detiene mucho y a su mamá también. Todas las declaraciones que ha hecho son equivocadas, son mentiras. Parece que le compró una exclusiva a Gustavo Adolfo Infante (el periodista que hizo eco de la controversia) y a ella se le hizo fácil decir que este era el asunto para defenderse», sostuvo.

Durante la tertulia, se le preguntó si estaba entre sus planes ondear las banderas de la paz con la única hija de la Guzmán. «Sí, yo sí la puedo perdonar. No sé cómo, de eso estamos adelantando mucho. Por lo menos para mí, a mí me ha lastimado mucho la situación, me ofende, estoy ofendido. Pero me han ofendido mucho muchas veces, expuso.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad