Publicidad

¿Quién miente? Esta es la verdad de Enrique Guzmán sobre Frida Sofía

FRIDA SOFIA FT ENRIQUE GUZMAN
Collage: Chevere.life
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Enrique Guzmán, cantante padre de Alejandra Guzmán y abuelo de Frida Sofía, juró por sus hijos que «nunca le ha puesto una mano encima» a su nieta. Tal negativa surge luego que la joven denunció que él manoseó en varias oportunidades su partes íntimas cuando tan solo tenía cinco años de edad.

Publicidad

Ante la grave acusación, el intérprete nacido en Venezuela tuvo su derecho a replica en el programa mexicano «Ventaneando«, donde aseguró que no la ha «tocado nunca en mi vida, de ninguna manera; ni de la cintura ni de la mano, ni de darle un beso en el cachete, puntualizó.

«No he podido tocar nunca a esa niña (Frida Sofía). Lo juro por mis hijos, los que tengo y los que tendré que nunca le he puesto una mano encima», destacó. «Lo que no puede decir es que la toqué en partes íntimas porque no es posible, no es cierto», continuó.

Asimismo, manifestó sentirse lastimado por el testimonio emitido por la hija de la rockera mexicana. Al recordar cómo fue la crianza de Frida, acotó que siempre estuvieron rodeados por familiares e incluso de la nana, por lo que le parece «injusto» tal acusación.

Más adelante, afirmó que la nieta a la que más amor le tiene, «a la que más cariño le debo de tener porque está indecisa», está en un lugar donde nadie «la entiende», asegurando que ahí debería estar él pero no sabe cómo.

Enrique añadió que la Frida Sofía lo está acusando porque la rockera «hace poco» le quitó el apoyo económico, por lo que, a su juicio, es su forma de reaccionar. «Es la única explicación que puedo encontrar en mi mente», justificó.

Publicidad

Arremete contra el periodista

Por último, sin temor a arrepentirse, señaló de «miserable» a Gustavo Adolfo Infante, conductor del programa “De primera mano”, quien fue el encargado de realizarle la entrevista a la polémica nieta. «Ya le dije que es un miserable. Conociéndome, no debió haber pasado una entrevista así, sin haberle metido una opinión».

«Algún día le voy a romper el hocico», siguió Enrique Guzmán, manifestando además su notoria molestia contra el periodista.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad