Publicidad

¡A 109 años de hundirse! El Titanic sirve de inspiración al séptimo arte

Foto: Twitter @TitanicMovie
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Tal día como hoy, hace 109 años atrás, el hundimiento del Titanic dejó una huella en la historia. El trasatlántico, recordado por ser el más lujoso e imponente de su tiempo, fue consumido por la frialdad del océano Atlántico tras colisionar con un iceberg en su viaje inaugural. El hecho que se extendió hasta la madrugada del 15 de abril cegó la vida de 1496 pasajeros, aproximadamente.

Publicidad

La tragedia, ocurrida en 1912, sigue dando de qué hablar a los historiadores, especialistas, pero también es fuente de inspiración para realizadores cinematográficos, cuyas ficciones basadas en hechos reales siguen conmoviendo y generando morbo en la audiencia.

En caliente

Un dato poco conocido es que la primera película del Titanic se estrenó apenas un mes después del accidente, y, lo que es más resaltante, tuvo como protagonista a la actriz del cine mudo Dorothy Gibson, quien en la vida real sobrevivió al hundimiento del afamado crucero.

De hecho, Gibson utilizó la ropa que llevaba durante el desalojo del buque en la producción. Este cortometraje, de apenas 10 minutos, se tituló «Saved from the Titanic«, conocido en español como «Salvada del Titanic».

El rodaje tuvo lugar en el Olympic, barco hermano gemelo del Titanic, y contó con la dirección de Étienne Arnaud. La ficción retrata el hecho de que la arista fue una de las primeras personas en abordar un bote salvavidas.

Pese a que la noticia seguía dando de qué hablar en la colectividad, la película pasó por debajo de la mesa, aunque los fanáticos de la leyenda tienen esta pieza como una referente infaltable en su repertorio investigativo.

Dos meses después, se produjo otro filme en Estados Unidos y ese mismo año los alemanes estrenaron «Nacht und Eis» («Noche y hielo»), que incorporó efectos especiales, muy poco recurrentes para las producciones de esa época. Dicha cinta estuvo perdida hasta 1998, según resalta el portal de La Vanguardia.

Poco tiempo después, específicamente en el año 1915, Italia puso sobre la mesa su propia adaptación, solo que la misma se mantiene desaparecida de los registros audiovisuales.

Otras producciones del siglo XX

La primera película sonora, en torno al Titanic, data de 1929 y contó con la dirección del alemán Ewald André Dupont. Este filme tuvo como extra al cineasta británico Alfred Hitchcock.

Ya para la década de los 50 se estrenaron dos referencias de alto impacto en el séptimo arte que, además, tenían en su haber actores de alto calibre. Estas eran: «Titanic», de Jean Negulesco (1953) y «A night to remenber» («La última noche del Titanic») dirigida por Roy Ward Baker en 1958.

La versión de Negulesco contó con el protagonismo de Barbara Stanwyck y Clifton Webb, enfocada principalmente en exponer historias ficticias; mientras que Baker se basó en el ensayo de Walter Lord, a la vez que aparece fugazmente el actor Sean Connery, quien estaba dando los primeros pasos de su carrera.

En España, el cineasta Bigas Luna también escudriñó en los misterios referentes a este letal accidente, a través de su película «La camarera del Titanic» de 1997.

El legado de James Cameron

Sin duda alguna, la versión de James Cameron es la más reconocida y afamada del listado, la cual logró coronarse en 11 categorías del Óscar de 1998.

La producción contó con el protagonismo principal de Leonardo Dicaprio y Kate Winslet, sumando además el talento de Billy Zane, como el antagonista de esta versión.

El elenco se completó, entre otros, por Kathy Bates, Victor Garber, Bill Paxton, Frances Fisher y Gloria Stuart. En 1997 tuvo su estreno oficial, mientras que en 2012, a raíz de la conmemoración del primer centenario de la tragedia, se relanzó nuevamente en las salas desde el formato 3D.

En su estreno recaudó 1 mil 843 millones 201 mil 268 dólares (casi dos billones), mientras que en el relanzamiento cotizó 342 millones 171 mil 34 dólares.

Un drama de clases

La afamada película nos relata la experiencia de Rose Calvert, quien en su vejez decide compartir las experiencias más significativas de su juventud. Nos cuenta que enterró en el olvido su apellido de nacimiento y emprendió una nueva vida tras haber sobrevivido al transatlántico más famoso del siglo XX.

En su adolescencia Rose respondía al prestigioso apellido DeWitt Bukater. Sin embargo, su familia estaba en ruinas tras la muerte de su padre, por lo que su manipuladora madre concretó un matrimonio de conveniencia con el clasista y machista Cal Hockley, para evitar ser víctimas de la pobreza.

A causa de esta imposición, la joven Rose, interpretada por Winslet, decide poner fin a su vida para no verse atrapada ante los designios de su madre y prometido. Es aquí cuando conoce a un chico de la tercera clase llamado Jack Dawson, quien logra convencerla de desistir de su intención.

Al poco tiempo se enamoran y logran posicionarse como una de las parejas ficticias más conmovedoras de la industria cinematográfica. «Tú saltas, yo salto» o «Él me salvó de todas las formas en las que se puede ayudar a una mujer», son algunas de las frases más destacables dichas en el filme.

En la animación

A inicios del nuevo milenio debutó «Titanic: La película animada», dirigida por el italiano Camillo Teti.

Publicidad

Hoy en día esta pieza es criticada por youtubers y cinéfilos, dado que es un refrito incoherente de otras propuestas artísticas. Mezcla personajes o historias que comparten similitudes con «101 Dálmatas», «Cenicienta» y «Fievel y el nuevo mundo», tratando a su vez de recrear la fórmula que catapultó a James Cameron al éxito.

Por otra parte, la afamada serie anime de «Kuroshitsuji» se basó en la popular tragedia para crear «Kuroshitsuji Movie: Book of the Atlantic», donde su protagonista Ciel Phantomhive y su leal mayordomo Sebastián Michaelis emprenden una nueva aventura para descubrir los planes de una sociedad secreta que, supuestamente, puede resucitar a los muertos.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad