Publicidad

El son de altura

Son
Foto: cortesía laprensasalsera.com

Este domingo 8 de mayo Cuba se volverá a regocijar en su principal productor de exportación: la alegría y el sabor contagiante de su música, con el son en primera línea de batalla. Es que este domingo será el Día Nacional del Son, decretado por el estado cubano en 2020, a través de su ministerio de Cultura, atendiendo a la historia de su música y al detalle de ser esa fecha el día del natalicio tanto de Miguel Matamoros en Santiago de Cuba, como de Miguelito Cuní en Pinar del Río.

Publicidad

El pasado año se pudo festejar, aunque con algunas limitaciones derivadas de la pandemia, que ya había provocado la suspensión de los festejos el propio año de la declaratoria.

Este año será provechoso porque además de festejar a Matamoros y a Cuní se celebrarán los 95 años del Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro y al propio autor de “Échale salsita”.

El asunto no para ahí. Cuba celebrará también los 90 años de la orquesta Anacaona, primera agrupación femenina que defendió al son, inicialmente teniendo un formato de sexteto. Estamos hablando de 1932.

Todo lo programado por Cuba tiene un articulador común: Adalberto Álvarez, el inolvidable fundador del Son 14 y de Adalberto y su Son, a quien Cuba reconoce como El Caballero del Son, título que, si no falla la memoria, se le adjudicó en Caracas.

Pues de son se viste Cuba hoy y mañana por la cantidad de eventos, tertulias, conciertos, exposiciones y presentaciones tanto en La Habana, como en Santiago de Cuba, Pinar del Río y otras localidades de la isla.

Lo cantaron en Sevilla hace añales: el son lo más sublime para el alma divertir, y como bien dice el investigador Olavo Alén: “La riqueza mayor que Cuba puede darle al mundo es su alegría contagiosa, y la alegría vale un tesoro”.

Publicidad

Abrazos fraternos a la cubanía sonera. Día Nacional del Son. Alegría y Reflexión, que Adalberto no aró en el mar.

@lildelvalle

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad