Publicidad

«El mundo en pausa» visto en un documental

Foto: Cortesía Visiona TV
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Veintiséis artistas audiovisuales participaron en la realización del documental «El mundo en pausa», que retrata las vidas en confinamiento de personas en 23 países de Latinoamérica, España y Portugal, y que podrá verse de forma gratuita en la plataforma YouTube, del 12 al 14 de mayo.

Publicidad

El trabajo audiovisual fue filmado un único día, el 30 de abril de 2020, para registrar la cotidianidad de un año en el que el mundo se pausó.

Por Venezuela, estuvo a cargo la realizadora María Teresa Bermúdez, quien contó detalles sobre esta experiencia, de la cual se ofrecerá un encuentro virtual con todos su realizadores el próximo 12 de mayo, a las 6:00 de la tarde, a través del canal Visiona TV, en la plataforma YouTube, previo al estreno del documental, en el mismo espacio digital.

—¿Qué vamos a ver en este retrato que es «El mundo en pausa»?

—Vamos a ver las reacciones de mujeres y hombres de toda Latinoamérica, España y Portugal en los primeros momentos de la pandemia, sus cotidianidades y cómo estaban haciendo frente a una situación tan inesperada como compleja. Es un retrato que muestra la diversidad de culturas, de edades, diferentes estilos y formas de vida. Hay mucha ternura, hay mucha esperanza y también hay reflexión. Por supuesto hay momentos de tensión, miedo, fragilidad. En definitiva, nuestras emociones a flor de piel.

Creo que este documental cuenta un momento de nuestra historia desde numerosas perspectivas. Y es que, si algo está dejando claro la pandemia es que necesitamos la pluralidad, el contacto, los vínculos y la ayuda mutua para sobrevivir.

—¿Cómo lograron reunirse 26 directores?

—Ferran Cera de Visiona TV en Barcelona se puso en contacto con un pequeño grupo de
cineastas que nos habíamos conocido en el Bogotá Audiovisual Market de Colombia, en un taller sobre coproducción latinoamericana. Yo estaba allí con una película que quiero rodar en el Sur del Lago de Maracaibo, sobre el culto a San Benito: Primer Atlántico. Ferrán nos contactó al poco de iniciarse la pandemia con esta idea de hacer un documental conjunto. Primero hicimos una reunión online de unas seis ó siete personas y después conseguimos conectar al resto de los países. Recuerdo que la primera reunión en donde estábamos los 23 países fue muy emocionante. A los pocos días, cientos de personas estaban enviando sus clips.

Creo que el éxito está en que el cine es un oficio de equipo y estamos acostumbrados a trabajar así, en grupos grandes.

—¿Cómo se realizó la filmación y cómo se ensambló el material para crear la narrativa?

—Hicimos una pequeña guía sobre cómo rodar, más que nada para temas técnicos. También sugerimos algún plano pero lo que pedíamos era que la gente retratara su día en sus espacios, sus casas y lo que veían por la ventana. No hubo muchas indicaciones, la verdad. Cada país fue buscando personas para pedir material. En el caso de Venezuela pedí imágenes de mi entorno más cercano y, a la vez, pedí a Delfina Catalá, productora venezolana de Alter Producciones (Caracas) con la que colaboro en diversos proyectos, que entrara en la coproducción. Ella fue muy rápida en conseguir gente con ganas de mandar imágenes y, por otro lado, ayudó mucho en que los materiales llegaran. Conseguimos materiales de Caracas, Maracaibo, la isla de Margarita, Mérida, La Gran Sabana.

¡Casi toda Venezuela!

Publicidad

—¿Dónde podremos ver el documental después de estos tres días?

—Estamos esperando contestaciones de plataformas online y festivales a nivel general pero la idea es que, más adelante, cada país pueda moverlo en su territorio. Quisimos abrirlo ahora después de un año para que la gente que participó pueda ver cómo quedó su valiosa colaboración. Iremos informando de todo lo que pase en las redes sociales.

Crédito entrevista: Verónica Abreu

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad