Publicidad

El Magnum de Phil Collins

Foto: AFP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En ediciones anteriores comenté que en los 80, pero sobre todo 90, Venezuela era una potencia musical. Y cuando se dice que artistas de peso se presentaron en el país no es mentira. Uno de ellos fue Phil Collins, quien visitó Caracas no solo por el gran cantante que es; sino también, así como lo cuento, en pleno resurgir de su carrera gracias al tema de amor del animado “Tarzán“.

Publicidad

Pero no fueron las peripecias del “Hombre mono” las que lo trajeron en esa oportunidad, sino una gira mundial que sirvió, en el caso nacional, para el lanzamiento de un helado. Su rueda de prensa fue de las pocas, poquísimas, ordenadas. Por más que quisieron, los fanáticos y coleados no pudieron entrar. Ni siquiera verlo de lejos, porque unos módulos se encargaron de cercar el salón del Caracas Hilton donde se hizo.

El colega Joaquín Moreno, en esa oportunidad a cargo de la jefatura de prensa de Sonográfica (que tenía la licencia en Venezuela de la disquera de Phil Collins) coordinó todo. No eran 10 ni 20 los fanáticos que se llegaron hasta el lugar. Eran más de cien quienes hacían peripecias para entrar. Pero, como no sucede casi nunca, no lo lograron. Mejor, porque los helados no hubieran alcanzado, jejeje.

Publicidad

Phil Collins se mostró cercano. Simpático fue poco. Habló de todo lo que fue el grupo Génesis en su vida, de su carrera y de lo que ofrecería al día siguiente. Cuando las anfitrionas comenzaron a repartir el obsequio preguntó. Le dijeron que era un helado nuevo y que, como lo indicaba su nombre, esperaban que se convirtiera en un éxito. Probó un Magnum tradicional. “Delicioso”, dijo, y se lo dio a uno de sus colaboradores.

Los periodistas tenían dos en sus puestos. El de chocolate y el de almendras. Pero nadie se atrevió a secundarlo. Continuó la charla y la invitación al concierto al día siguiente. Antes del show, en la redacción de cada medio que estuvo presente en la rueda de prensa llegó un paquete de sir Phil Collins. Así, como lo cuento, dentro estaba su álbum más reciente para el momento, Both Sides, con un autógrafo personalizado para cada comunicador. Detallazo, por decir lo menos.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad