Publicidad

El Credo de Miguel

Foto: Cortesía Miguel Ordóñez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La mañana de este miércoles 28 de abril llegaba desde Maracaibo la noticia del cambio de paisaje de Miguel Ordóñez. No lo creía y me comuniqué con Ramón Soto Urdaneta, quien me ratificó la información: “Duele, hermana, pero el poeta sencillo partió hace unos momentos”.

Publicidad

Al extraordinario poeta, músico y ser humano que seguirá siendo Miguel Ordóñez le conocí de la mano del también extraordinario José Montecano cuando el cantor falconiano cantó en El Poliedro el “Mi Credo” del poeta marabino.

“También creo en la canción combativa y libertaria como un arma necesaria para la transformación/ y cantada con tesón en una esquina cualquiera/ en la plaza o en la acera o en el portal de una iglesia/ que sea amorosa y recia como la de Alí Primera”

Ramón Soto Urdaneta, desde Maracaibo me dijo: “Nació en Maracaibo el 1 de noviembre de 1953. Fue un gran constructor de petacas (papagayos, volantines, papalotes, etc) y fue alumno de Ricardo Aguirre en la escuela. ¿Quién iba a suponer que la primera biografía de Ricardo la escribiría precisamente Miguel?”

Entre sus temas están Canturreando, Las petacas, Los botelleros, Apocalipsis, La salina, Rubén el campanero y Mi credo.

Amigo y seguidor de Armando Molero y de Alí Primera, Miguel Ordóñez no sólo fue un gaitero comprometido con el Zulia. Fue un zuliano comprometido con la conciencia y la dignidad de su patria, la nuestra.

Deja un legado importante en la gaita y en el canto venezolano. Deja semilla Miguel, y seguros estamos de que ha caído en tierra buena.

Acá dejo “Mi credo” entonado por Justo Montenegro, Israel Colina, Carlos Guillén, José Montecano y Danelo Badell.

Publicidad

Amén por siempre, Miguel.

@lildelvalle

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad